PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

miércoles, 16 de marzo de 2011

EL BESO


Viajo porque, como la flecha del centauro,

mi signo es el camino que trazo.

Viajo cuando quiero calmar dolor,
cuando mis ojos necesitan tiempo.

Viajo, siempre viajo,
desde hace tanto...!

Quiero que me llames hombre,
como fue la raíz de la tierra,
hembra,
macho,
salobre y vida.

Llámame desde tu sexo o desde el ser primero.
Llámame cuando la noche no te abrigue,
cuando dejes los pies colgando
en la azotea del olvido.

Llámame como a la vida.

Si te aviso de mi ausencia,
rozaré tus labios con un beso de fuego
que no olvidarás.

Vendrás luego a mi

y buscarás la esencia del beso,
la que no existe,
porque está donde lo más oscuro,
allá donde no se va ni se besa.
Allá donde la vida es
tan fría, tan caliente,
que nada la puede habitar.

Es allá adonde viajo.

22 comentarios:

Emilio Porta dijo...

Estos días, donde casi todo se viene encima...cualquier verso o palabra nos llega a cada uno según nuestras circunstancias o la aprehensión de las circunstancias del mundo que a cada uno nos competen. Deberíamos estar acostumbrados a saber que todos seguimos el día a día, pase lo que pase, muera quien muera...Es así, bien lo sabemos. Bueno todo esto ya sabes a que viene. Solo nos impresiona lo que vemos...y más cuando se repite. Por eso, de tu poema, me quedo con estos maravillosos versos de cierre:

"Allá donde la vida es
tan fría, tan caliente,
que nada la puede habitar.

Es allá adonde viajo"

Un fuerte abrazo, Manuel, amigo.

Manuel dijo...

Es curioso, querido amigo, cómo cobran vigencia ciertas cosas pasadas, como una prueba más del contínuo que constituye el Tiempo.

Hoy, estas palabras, nos llevan hacia el sol naciente. Ayer significaron otras cosas. No hay absolutos, ¿lo ves?.

Un abrazo.

Mila Aumente dijo...

Yo también me quedo con los versos que le gustan a Emilio, pero sin excluir estos: "Viajo cuando quiero calmar mi dolor, cuando mis ojos necesitan tiempo... Viajo, siempre viajo, desde hace tanto...!

Querido Manuel, ante un mundo tan cruel y desigual sólo nos queda viajar, aunque sea soñando.

Un beso.

Mila

Nines Díaz dijo...

Querido Manuel, a mi también me gustan esos versos que sugieren ese lugar, no habitable, donde se encuentra la esencia -o el misterio-.

Un beso.

Rosa dijo...

Pero cielo, me doy la vuelta y me engañas con otro poema desconocido... Que buen final cariño.

Aquí se va y se besa, por eso te dejo un beso encantado

Anónimo dijo...

Pues menos mal que algun poema es original,sin pasar por las manos de las correcciones,Manuel..
Perfecto.

Anónimo dijo...

Me gusta el poema "palabras para Julia"..pero cómo te sientes tú?

La Solateras dijo...

Pues a mí me encanta la imagen de los pies colgando en la azotea del olvido.

¡Mmuy buena!

Un beso

Laura Caro dijo...

Coincido con Ana: Me encantaron esos pies colgando en la azotea del olvido.
La esencia del beso es, en realidad, la esencia menos duradera del mundo, pero la memoria permite clonarla y seguir percibiéndola.
Un abrazo grandote.

Mari Carmen Azkona dijo...

Manuel, coincido con los compañeros en que el final es magistral.

La empatía existe, son esos instantes de identificación con lo que lees, con lo que ves, con lo que percibes...y por lo que parece, al juzgar por las coincidencias, somos muchos los que precisamos un lugar al que viajar. Edificamos un espacio de inconsistencia material al que pueda viajar nuestra alma, en el que se pueda refugiar nuestra esencia.

Enhorabuena por el poema, me encanta, gracias por compartirlo.

Besos y abrazos.

Pilar dijo...

Yo estoy con ANa también, y también me gusta "llamame cuando la noche no te abrigue". Me gusta.

Que manía tiene la gente de opinar sin firmar...lo tenía que decir aunque tu no entres en ello. Es que estoy quemada con eso...
Un besote

Jesús Arroyo dijo...

Manuel... el remate del poema. Sos graaaande.

Manuel dijo...

Querida Mila: muchas veces el Viaje solo es el punto de partida hacia un mundo distinto.

Así retengo verlo en este poema.

Un beso muy grande

Manuel dijo...

Ese lugar, Nines, esta fuera del alcance de las balas.

Cuando viajo sobre la flecha todo es amable y entonces los mundos comienzan a ser de verdad.

Besos y gracias por estar

Manuel dijo...

Gracias por tu beso encantado... Y por tu mala memoria que, agradecida, hace que veas en mi nuevo lo que es antiguo.

Beso cómplice y resignado

Manuel dijo...

Bien, anónimo !, no sabes lo que me alivia saber que por fin he conseguido escribir algo original, lejos de las patatas a las que os tengo acostumbrados a mis fieles lectores.

Gracias siempre por tu aliento de campiña escocesa

Manuel dijo...

Y a mi también Ana. Gracias y besos

Manuel dijo...

No te olvides, Laura, que la memoria es muchas veces engañosa... ¡Hay tanta subjetividad en los recuerdos!.

Por eso mi impulso es descender, descender...

Y, claro, madarte un beso agradecido por tu visita.

Manuel dijo...

Lo has captado a la perfección, Mª Carmen: "Edificamos un espacio de inconsistencia material al que pueda viajar nuestra alma".

De eso se trata.

Gracias por venir.

Manuel dijo...

Pilar, gracias por tus palabras: más me gustan tus poemas.

Y gracias por ser siempre mi "guerrera del antifaz". No te preocupe el anonimato: ya sabes que la muerte siempre anda encapuchada para no enseñar el rostro.

Cosas que tiene la vida... Y la muerte.

Manuel dijo...

¡Jesús!... tu sabes que la gradeza, si la tuviese, me la presta gente como tú, con la que tengo el placer de convivir.

Anónimo dijo...

Y...CADA VEZ QUE LO LEO ME GUSTA MAS Y MAS. QUE LINDO POEMA.

INDIA.