PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

sábado, 31 de diciembre de 2011

2012




Me resitía a dejar pasar este aciago 2011 sin un comentario. Es la noche del 30 al 31 de Diciembre de 2011; la agónica última noche de este año.


Ninguno de los prodigios maravillosos que nos prometieron se han cumplido. Han pasado los años, desde 2007. El tiempo pasa deprisa: de nada a poco, y siempre con el viento en contra en este camino de angustia y silencio.

Somos herederos de un tiempo de dudas y renuncias: más vale saberlo y decirlo y proclamarnos, al fin, herederos de ese tiempo en el que los sollozos ahogan las palabras.

De nada vale la añoranza.

Tenemos, a penas, lo que tenemos: el espacio concreto de Historia que nos corresponde, y un minúsculo territorio para vivirla.

Ahora toca ponernos en pie de nuevo, gritar fuerte quienes somos y que todos lo oigan.

Y, luego, que cada cual se vista como le venga en gana, ¡ya la calle!

QUE TODO ESTÁ POR HACER, Y TODO ES POSIBLE.

(Ara Mateix. Música de Lluis Llach. sobre un poema de martí i Pol. Traducción libre hecha por mí)

sábado, 24 de diciembre de 2011

Apuntes en un cuaderno de colores

He dado en este trance
mi cuello a tu cadalso.

El gris oscuro de mis horas
a cada trago de esperanza.

Y aún así
de todos los pinceles que tengo en mi taller
he dado el más frondoso a tus caderas;
de cada lápiz de color
he cogido el más rojo para pintar tu pecho.

No importan los borrones
que echara antes de ti;
cuánto anduviese hasta encontrarte
desnuda
impúdica, solemne, descarada
tú, toda.

No me importa que estés
más dormida en mi cama que despierta
—a veces más sombra que luz—
ni el mundo que es dolor cuando me estallas
en medio de esta música de sueños.

Bebemos poco a poco un vino
que me sabe
menos rubio que tu pelo y azul
pero menos que aquel con que me miras
y que te sube a la cabeza
y que me baja hasta el infierno.

miércoles, 30 de noviembre de 2011

AHORA TOCA SUDAN

Por si alguien pensó que este año faltaría la crónica del viaje, allá va.

Si, amigos: este año hemos elegido Sudan para ir a bucear. ¿Por qué Sudan?. Ya se que vais a pensar que estamos locos, pero lo hemos elegido precisamente porque en esa remota zona del Mar Rojo, quizá de las más al sur, es en donde nos dicen que vamos a encontrar… TIBURONES. Y nosotros queríamos bucear entre ellos.

Pero lo cierto es que todo tiene su precio. Y no me refiero al valor en euros del viaje en sí, que cada año la cosa se pone peor. No, me refiero a la situación de este loco mundo que nos amenaza por todas partes.

Allá por el mes de Marzo, cuando empezamos a preparar el viaje, yo pensaba que las cosas estarían tranquilas. Un Sudan ya dividido en dos países que más o menos se llevan bien auguraba cierta tranquilidad. Pero no, ya no se puede prever tranquilidad en ningún sitio.

Para empezar, me dicen (a buena hora) que en Sudan impera la Sharia ( ya sabéis, esa ley islámica sagrada en nombre de la cual se hacen bastantes barbaridades ) y que, por tanto, ni se nos ocurriese llevar alcohol, porque nos podría costar un año de cárcel. Uno se queda con los ojos como platos y piensa “pero, oiga, que yo no soy musulman”; a nadie le importa. Así que ya estoy mentalizado a que mi whisquicito de por las noches, en este viaje, no existirá.

Pero lo que ha estado a punto de hacernos desistir del ansiado viaje no ha sido Sudan ni la Sharia. Ha sido la situación de Egipto y, concretamente, la situación en El Cairo. Porque nuestro vuelo, por esas cosas de “no hay billetes”, hace una escala de casi dos días en la capital. Pues bien, nuestro hotel para esas dos noches se encontaba bien cerca de la Plaza Tahir y comprenderéis que nos está la cosa para bromas. Así que nos hemos trasladado junto a las pirámides y hemos hablado con un taxista (Jorge el egipcio) para que nos lleve a algún sitio en el que se pueda estar sin miedo a los tanques del ejército, que de la población yo, particularmente, no temo nada.

Para mas zozobra, de regreso, la noche del 10 al 11 de Diciembre, volvemos a estar en El Cairo. Esta vez exiliados en un hotel del aeropuerto. ¡Viva el turismo!.

Habréis comprendido que, en este viaje de buceo 2011, lo menos peligroso son los tiburones tigre, ¿verdad?. Pese a la imagen que os dejo, juro que prefiero unos cuantos de estos antes que un solo musulmán Sharia en mano o un militar egipcio con semiautomática montada.

En cualquier caso, a la vuelta os lo contaré.



viernes, 25 de noviembre de 2011

INVENTARIO PARA EL “DEBE”



Cuando vuelva del invierno
..............daré
los pasos necesarios a mi calle.
El riego que merece la aridez
del pensamiento.

Daré un respiro
a la verdad debida
y a la una y cuarto
sus rarezas

Por si alguien tiene deudas que yo debo
le dejo en estas líneas
el pago de su angustia.

A quien pueda deber un trago
Le dejo mi botella medio llena

Mi sexo empobrecido a las amantes
y las actas de un juicio mal ganado
para aquel que dudó de mi victoria.

Soy solo quien he sido.
Ni tus medias pudieron rescatarme
de esta locura
ganada a pulso con los años.

Ahora despierto cuando el sol calienta
me duermo cuando el whisky se termina
Escribo a veces
y me acuesto con todos mis fantasmas.

No dejo que la piel se me haga vieja
ni falto nunca al quinto mandamiento.

Acabo por dejar este legado:

Un árbol sin regar
el libro medio escrito a medio hacer
y el hijo que no tuve de tu vientre
quizá por tarde o por desidia.

Me quedo con la vida a media asta
el cáncer de pulmón que augura mi galeno.
Una hipoteca;
ideas emborronadas
dejándose la piel entre tus muslos
y solo un horizonte:

vivir hasta morir, a tumba abierta.

domingo, 20 de noviembre de 2011

CRONICA DE UNA TARDE LLUVIOSA: POESIA EN SIDECAR

SAN FERNANDO DE HENARES, 18 de Noviembre de 2011.


“… les une el amor y la pasión incondicional por
las palabras, esa pasión incomprensible para quien no ejerce este viejo oficio de acuñador de letras…”

Soledad Serrano, prologuista de la Antología de Poesía en Sidecar, definía de esa manera a
“un grupo de amigos que no tienen nada en común”.

El Viernes, 18 de Noviembre nos reunimos en el Centro Cultural Gabriel Celaya de San Fernando de Henares para, una vez más, demostrar que los 7 poetas que forman este grupo son distintos e inimitables.


Hizo frio y llovía. Pero el público nos dio el calor suficiente para que no dejásemos de disfrutar ni un solo minuto de la hora aproximada que duró el recital. Rieron con nosotros, aplaudieron con ganas cuando los momentos lo requerían y tomamos luego unos vinos para completar la magia de la tarde.

Y esa magia se
hizo a base de versos como estos:

“Aquí donde me veis hoy no he venido…
Este de aqu
í sólo es carcasa,
recalentadas s
obras para carnaza del día:
sigo secuestrado por el lunes.”


Luis Miguel Rodrigo nos hizo temblar de nuevo con su empaque duro y sincero. Solo que esta vez sus manos obedecieron a la palabra, acompañándola en la expresión, matizando con el gesto lo rotundo de una poesía que a nadie deja indiferente. Como pudimos comprobar en esos otros versos suyos, urbanos, que nos ilustran sobre ese Madrid que, según él, sí tiene mar:

“Se puede vislumbrar un oleaje
en el temblor ondulatorio

que muestran las cortinas

cuando el aire nocturno las sacude.

Para encontrar agua salada

llora
r se hace imprescindible; … “

Pues bien, Luismi se montó en el Sidecar con Rosa Jimena: ¡menuda pareja! Porque si la voz de él es tal como la he descrito, la de Rosa se desgarra cuando su poesía se vuelve “maltratada” y nos habla de la violencia de género. Sus versos:

Mujeres de cualq
uier edad o sexo
Autoposemos para quien nos pin
ta.

Auto cosámonos la boca.
Auto hagámonos el amor

y autocreamos
en el placer de hacerlo.

Auto murámonos
y auto entendamos

que el fin
no mereció la pena.”

Son un buen ejemplo de ello. Pero Rosa tiene más registros. Sabe escribir poemas de amor de una manera realmente brillante. Incluso es capaz de hacer incursiones en lo clásico, como en este Soneto que resuelve brillantemente:


“…
Podría haberle amado impunemente
girar con él a ritmo de gram
olas;
volver la cara y encontrarle a solas

y así dejar al mundo que se ausente.

Mas olvidé la leyes del reproche

y es materia tan poco apetecible

que no es para estudiarla cada noche.
…”

En este sidecar caben todos los colores. El rojo del pelo de Marina Tapia es siempre una bandera viva que grita por Chile, y su Valparaiso natal. En este recital nos traía voces de su pasado en la boca de su padre:


“Mi padre nos d
ecía:
si tienes vocación de ola y cielo abierto,

si naciste en la fu
erza
del tiempo que se abría en la ventana,

ajeno a las murallas

de esa playa perdida

al sur
del mundo…”

Pero juro que también se dejó la piel de lo más profundo en otros poemas. Dijo, con esa voz mujer que nada oculta, versos tan impresionantes como estos:


“…Dejaron ya
el letargo mis pezones.
Me han dicho de un fulgor entre los pliegues,

que sol entró a la casa de la piel..:”


María García Zambrano estuvo magistral, indudablemente con factores muy importantes a su favor: sus padres, desde Jerez de la Frontera nada menos, habían venido a Madr
id para escucharle poemas y risas (que a ella nunca le falta de esto último). Y les hizo el honor que sin duda merecen con versos así:

“Mi madre llega
y espanta
la muerte con sus dedos…”

O, así:

“Mi padre sueña con la mudez de las flores.
Las escucha, Irremediablemente las alimenta…”

María es sincera hasta el taconcillo de sus botas. Por eso uno de los poemas que más me caló de todo lo bueno que leyó, fue ese que dice:

“… No tengo un amor cortés de vasallaje,
mas me conformo,

no me importa
amanecer temprano
y contemplar sus ojos…”

En cambio, nuestro anfitrión, Jesús Arroyo, no es que no sea sincero, no: es que es tan todo corazón que se atraganta de versos sentidos hasta las lágrimas. Si: hasta las lágrimas.


“Si reposan tus huellas en mi cuerpo,

quisiera lavarme con esponjas de amnesia
e impedir que flore
zcan en la aurora
de esta vida inédita,
tal vez indiferente…”


Hay otros poemas de Jesús que, no por más sabidos, son menos emocionantes. A mí, personalmente, siempre me han gustado estos versos:



“Volará con el viento la servilleta de hilo azabache
que posabas en tu muslo degustado.

No volverán cucharas cambiadas de boca,
con helado
ni el cava de una copa señalando tus senos.”

¿Y que puedo decir de Ángeles Fernangómez? Ella es la fuerza en persona y, también, el decir más expresivo. Sabe ser grupo y sola. Juntos leímos y cantamos esos versos suyos que hablan a la luna:


“No pude resistirme y…¡la miré!

Su guiño me caló en el alma,

y seguí jugando a lo que había empezado ya,…”


Y ya, sola, nos enmudeció con estos versos, que bien valieron toda una tarde de lluvia:

“Rugía el agua en línea con el viento,
rosas ácidas
brotaban por la raya de mi pelo
como quien pare por arriba un niño triste.”

Y, en fin, este pobre cronista de nuestro Sidecar; poeta adoptado entre los poet
as de verdad, que vino diciendo sus versos y habló con los unos y los otros, y se paró en el control de sonido e, incluso, prometió al poeta local que nos acompañaba y al Concejal de Cultura, que volveríamos alguna otra tarde sol, para decir más versos. Porque San Fernando de Henares nos dio la mejor de las acogidas y bien merece otras tardes de poemas.

“Me dices que te vas y soy tan sordo

que entablo una amistad con la cigarra,

le pido que me cante;
no me entero del polvo que levantan
tus ojos que se alejan al galope.”

Nos vemos en el Café Libertad 8, el día 12 de Enero, para la continuación del ciclo POESIA EN SIDECAR

jueves, 17 de noviembre de 2011

POESIA EN SIDECAR EN SAN FERNANDO DE HENARES


Queridos amigos, una vez más nos encantaría contar con vosotros para un nuevo recital de POESÍA EN SIDECAR, que será el último de este año 2010.

En esta ocasión, el Centro Cultural “GABRIEL CELAYA” del Ayuntamiento de San Fernando de Henares nos cede uno de sus salones para compartir esta poesía que no cesa y nos lleva como una moto hacia todo el que desee escucharla y disfrutar de la variedad de todos los que allí estaremos recitando. O sea:

ANGELES FERNÁNGOMEZ

JESÚS ARROYO

LUIS MIGUEL RODRIGO

MANUEL MARTÍNEZ-CARRASCO

MARIA GARCÍA ZAMBRANO

MARINA TAPIA

ROSA JIMENA

Os pedimos de nuevo vuestro apoyo y compañía para terminar este año porque no es lo mismo si no estáis… Y además, el Sidecar se niega a andar sin vosotros, así que en vuestra conciencia queda.

Gracias por estar siempre y traer el calor imprescindible para sentirnos a gusto haciendo lo que nos gusta.

¡Os esperamos!.

sábado, 12 de noviembre de 2011

ESTACIONES



Se me enreda tu Abril en mi Diciembre

sin transición que de un respiro al duelo.

Hace un Corpus que ya no estás conmigo
y me parece
que Junio es, más que nunca, de tormentas;
que Febrero pasó haciéndome burla
y Octubre se avecina
como una tempestad en medio de la nada.

No lloro por tu ausencia y sus secretos,
aquellos que tejiste
con mal humor, después de la ruptura.
Ni extraño el optimismo de un futuro sin ti.

Propongo
contra el aire enfermizo de tu aliento
un baile de disfraces en noviembre
que celebre los muertos
que fuiste enredando en tu pelo.

El rito de las flores para Mayo
si acaso fuese libertad la rosa;

y en Agosto
una luz especial que arrase todo,
todo aquello que el mar no se llevó.
Una luz de luna de Venus
cargada de promesas de futuro
Tan ciertas
como el surco de ese barco que pasó al atardecer
y nadie ha visto.

miércoles, 2 de noviembre de 2011

POESIA EN SIDECAR: 2ª ENTREGA


POESIA EN SIDECAR VUELVE EL 3 DE NOVIEMBRE

Se viste de estreno con DOS NUEVOS POETAS.

Como siempre, en el CAFE LIBERTAD 8
(C/Libertad, nº 8 - Madrid)
a las 19,30 horas

En esta ocasión la lectura de poemas corre a cargo de

LEIRE OLMEDA

y

LUIS RICARDO SUÁREZ (EL POETA PIJO)


Esperamos muchas sorpresas, con esa manera peculiar de andar entre nosotros que tiene el sidecar .
Queremos veros alli a todos otra vez y que, como siempre,
pasemos un buen rato con
la buena poesía, la imaginación
risas y música.

viernes, 21 de octubre de 2011

DEFCON 1


Enterró la mano
entre sus huesos iracundos
dejándose moler como semilla.
Decidió amar precisamente
la parte más canalla de su muerte.

Se fue desprendiendo, poco a poco,
del cauce que condujo sus actos y las sombras
se hizo lluvia
o roble milenario que sostiene la tierra con sus hojas.

Sembró la soledad
en sus libros del debe y del haber
para enjugar deudas pendientes.

Regresó luego;
fue virgen en el tiempo
maldito de los pueblos desterrados;
aquellos que mataron la ciencia de la especie.

Y al ser de la mañana,
emblema de las horas de la noche y sus actos,
el que baila desnudo,
se le dio el fuego que se clava adentro,
el que hace de las venas semillero.
Se le dio
en un solo acto su arma y la conciencia
y escarcha en una flor que se viste de rojo
para que usara su albedrío.

martes, 11 de octubre de 2011

GENEALOGÍA


Tengo un álbum de muertes en mi casa.
Un catálogo
de ausencias dignas y otras no tan buenas
todas ellas
impregnando mis genes inmortales.

Mi pobre tío
murió goloso insatisfecho
sin llegar nunca a ser diabético.

Mi padre se murió en serio, del todo,
como lo hace la gente que vivimos
de Norte a Sur:
perfectamente enfermo.

Mi madre, en cambio, no hizo nada:
se fue más por no estar
que por marcharse.

Por eso me pregunto
al tiempo de apurar la última copa
cada noche
a qué palo quedarme
el día en que se cumpla
aquello de
me he muerto.

lunes, 3 de octubre de 2011

ARRANCA EL SIDECAR


POESIA EN SIDECAR

estrena nuevo ciclo y, por supuesto, NUEVOS POETAS.

Pero seguimos fieles a nuestra tradición: Nuestro local es y será el

CAFE LIBERTAD 8
(C/Libertad, nº 8 - Madrid)

Y nuestro día, a las 19,30 horas, el primer jueves de cada mes a partir del

JUEVES, 6 DE OCTUBRE de 2011

en el que comienza el ciclo con la lectura de poemas de

LAURA CARO

y

MANUEL MARTÍNEZ-CARRASCO


Esperamos veros alli a todos y que, como siempre,
pasemos un buen rato con
la poesía,
risas y música.


miércoles, 28 de septiembre de 2011

Así fue ASTURIAS en SIDECAR


Queridos amigos: hubiese querido hacer una crónica como dios manda sobre este evento. Pero me rindo a la evidencia de la falta de tiempo y os dejo una reseña breve que espero sea suficiente.

Muchos estuvisteis allí y puede que mis palabras se os queden cortas. Pero para quienes no fueron, puedo decir que si lo que pasó es el aperitivo de lo que se avecina, os aseguro que nos espera un CICLO DE POESÍA EN SIDECAR realmente espectacular.

De dos en dos primero, y luego a solas, fueron leyendo poemas los miembros del sidecar, jugando siempre con esa dualidad que ofrece de manera inigualable la voz masculina junto a la femenina. Se dieron desde momentos verdaderamente dramáticos hasta explosiones de risa incontenible cuando nuestra compañera María García Zambrano comparaba su poesía con la de Luis Miguel Rodrigo.

Con una coreografía -creada por Jesús Arroyo- que tuv
o la virtud de llenar el escenario del Centro Asturiano de Madrid, de color y movimiento, los poetas fuimos entrando y saliendo, mezclandonos sigilosamente, interactuado ante un público que supo entregarse por completo desde el primer momento.

¡Claro!: así es fácil. Es como jugar en casa, que para ellos lo quisieran los Mouriños o los Guardiolas.


Y es que, mirar hacia la sala y ver solo caras amigas que sonríen, da fuerza a cualquiera para leer con ganas.

Esta, según mi opinión, fue una de las carácterísticas más marcadas del recital: La intensidad que cada uno de los poetas mostró en sus lecturas; la gana con que cada poema fue recitado. En fin, el franco deseo de expresar la poesía bajo una forma nueva y distinta. Directamente enlazado con la ilusión que nos empuja.

POESIA EN SIDECAR ha apostado fuerte por romper el molde estático. Hemos apostado por el movimiento en el escenario sin que, necesariamente, se contituya una "performance". Creemos que se trata de algo más fresco y espontáneo.

Si algo hemos prepara
do
entre bambalinas, de pronto, en el escenario, ese guión se rompe y surge la auténtica espontaneidad en forma de otros diálogos sin preparar. Para muestra, un ejemplo:

Leíamos Marina Tapia y un servidor mi "soneto enloquecido". Yo le preguntaba ¿Jugamos? y ella tenía que responder ¿con qué?. Bien, pues Marina, toda ella chilena y pura dulzura espontánea, a mi pregunta respondió un rotundo "¡Si!". Naturalmente improvisé y como increpación le dije "¿Cómo que sí?, Así, ¿sin saber a qué vamos a jugar?. Creí que la poeta se corregiría, pero no. Respondió convencida: ¡si!. La carcajada fue más que mayoritaria, claro está (vease la fotografía).

Y es que, nuestro Sidecar, con gasolina super o a pedales, funciona de esta manera.

Desde esta humilde página, os invito a todos a asistir al inicio del nuevo ciclo en el Café Libertad 8 de Madrid, el Jueves día 6 de Octubre, a las 19:30 horas. Leeremos nuestros poemas Laura Caro (nueva sidecarista de lujo) y yo mismo, tratando de llegarle al taconcillo a esa magnífica poeta.

Hasta entonces, amigos, os dejo con un bonito deseo de este mundo maravilloso

lunes, 19 de septiembre de 2011

VUELVE POESIA EN SIDECAR CON BOLO



Queridos amigos:

POESÍA EN SIDECAR estrena la temporada 2011-2012 con un bolo en la Casa de Asturias de Madrid.

Las lecturas serán a cargo de:

Ángeles Fernangómez.
María García Zambrano.
Marina Tapia Pérez.
Rosa Jimena.
Luis Miguel Rodrigo.
Jesús Arroyo.
Manuel Martínez Carrasco.

Los asistentes tendrán la ocasión de adquirir (si no la tienen ya) la Antología del Primer Ciclo de Poesía en Sidecar.

Espero que todos os deis una vuelta por el Centro Asturiano ese día. Os necesitamos a nuestro lado igual que habéis estado a lo largo del pasado ciclo: arropándonos.

Gracias de antemano por vuestra presencia. Nos vemos el Jueves.

viernes, 9 de septiembre de 2011

A PENAS ME DESPIERTO


No me quema la pena que me cuentas

los cantos de sirena
son parte de otra parte de tu vida
Noticias que no caben encima de mi mesa
repleta ya de tantos desvaríos.

Harto de repasar
el manual del perfecto perdedor
a solas hago trampas
sumergido en la imagen de un escote
que no toca ni a gramo por kilo de mirada.

Me entrego a mi suicidio
con un trago de escarcha mal labrada
y una piedra metida en el zapato
mudo testigo de otra noche
que a gritos se me escapa vida adentro.


viernes, 2 de septiembre de 2011

LOCURAS MATEMÁTICAS





Hace unos días trasteaba yo, por hacer algo, con la Sucesión de Fibonacci cuando me topé con el Número Áureo.

Así que el lector pensará: Manuel se ha vuelto loco (otra vez).

Y puede que sí, pero no es para tanto. Lo de la Sucesión de Fibonacci vino a colación por una conversación con dos niños de 9 años. Ellos, claro, me miraban como pensando que yo estaba pirado. Pero siempre pienso que lo que queda, queda. A mi nieta (8 años) siempre le hablo de los número binarios y, la pobre, ya me dice cada vez que nos vemos: siiiii, ya me los se, “el cero y el uno, el sí y el no, apagado o encendido…”. Lo cual me ha convencido de que la cosa no es cuestión de edades, sino de enseñanza. Un niño, por pequeño que sea, puede asimilar el significado de las cosas complejas si se explican de una manera natural.

El caso es que esa conversación con los niños me llevó a releer de nuevo aquello que Leonardo de Pisa (Fibonacci) describió allá por el S. XIII: una sucesión de números naturales regida por una determinada cadencia (dados el 0 y el 1, cada número sucesivo es el resultado de la suma de los dos anteriores). ¿Os dais cuenta?: el 0 y el 1: ¡números binarios!; el Sí y el No. Bueno, que desbarro. Esta sucesión tiene una serie de propiedades que, para quien tenga interés, la pueda estudiar en cualquier sitio.

Este rectángulo es una representación gráfica de la Sucesión de Fibonacci pero… ¡resulta que es muy aproximado a la construcción de un Rectángulo Áureo. Vamos a ver de qué se trata esto del Número Áureo.

En efecto, cuando tratamos de formular la Sucesión de Finonacci para establecer los números que lo componen, llegamos a la expresión:

φ = (1 + 5 )/2

Que es justamente la expresión de Número Áureo.

La Sucesión de Fibonacci aparece en configuraciones biológicas, como por ejemplo en las ramas de los árboles, en la disposición de las hojas en el tallo, en la floración de la alcachofa, etc.

Y, precisamente, esta disposición que encontramos en multitud en casos de la Naturaleza, se explica por el Número Áureo que viene representado por la letra griega φ (phi).

Este número φ (1,6180339887498948…) posee muchas propiedades interesantes. Fue descubierto en la antigüedad como relación o proporción entre segmentos de rectas. De la misma manera que el número π (pi) es expresión de una relación entre un segmento (radio) y una curva (longitud de la circunferencia).

Lo que me traigo esta noche entre manos es dejar una reflexión. Se dice que el número φ (Áureo) expresa una relación que se encuentra tanto en algunas figuras geométricas como en la naturaleza. Y se dice, además, que se atribuye un carácter estético especial a los objetos que sigue la razón áurea. O, lo que sería lo mismo: aquellas combinaciones que estén regidas por esta razón, resultarían “estéticamente agradables”.

Jugando con los números, y teniendo en cuenta que la razón áurea viene expresada por una ecuación de 2º grado, quise ver la posibilidad de que el número de sílabas de un verso determinado, guardase una relación estética con otro verso, expresándose con esta razón. Así, si alguien se molesta en hacer el cálculo, verá que 10 (sílabas) es número áureo de 6 (sílabas); que 8 es áureo con 5 y que 11 lo es con 7. ¿Quiere esto decir que los poemas cuyas construcciones silábicas guarden estas proporciones, serán más agradables al oído?. Os lanzo esta pregunta como invitación a la reflexión y el debate. Y me gustaría ampliar esta reflexión al uso de determinadas vocales y consonantes, sobre todo como finales de versos. ¿Podría una determinada combinación de letras ser más “estéticamente agradable al oído” que otras?.

Se ha dicho que el número áureo tiene relación con la vibración del Universo y que, aquellas estructuras o seres que se ajusten a él, son armoniosas. El ejemplo más conocido de proporción áurea es la espiral de la concha de un molusco: el Nautilus. Pero hay muchos otros ejemplos en la naturaleza. De hecho, se sostiene que la distribución de las ramas de los árboles, se rige por esta proporción, de manera que unas no se interfieren con otras en la recepción de la luz. Lo mismo se dice con la construcción de la tela de las arañas o la distribución de las hojas de la alcachofa.

¿Haremos la obra perfecta si conseguimos regirla por el Número Áureo o por la Sucesión de Fibonacci. (Recomiendo la lectura de “La obra Maestra Desconocida” de Honoré de Balzac).

Está por ver.


lunes, 22 de agosto de 2011

Considerando que no he muerto


No es mi muerte aún la que llama.

Si ella estuviera dentro
querría un epitafio que ensalzase
mi pecho envejecido
por tantos cigarrillos cada día
que no puedo contarlos.

Querría
es un decir
repasar los pecados de mi vida
sin tener contacto alguno
con tu sexto mandamiento:
el que ocupa la parte más venial
de muerte que no tengo perdonada.

Y así esta noche
que no es tan tarde como parece por su luz
ni es, por tanto, mañana ni crepúsculo
sigo los signos que dicta mi piel.
Porque es una noche, sin más
y no me muero.

Y es que, morirse, necesita
de males suficientes
en el cuerpo y en el alma,
y de un Caronte
y además
de una decididamente incierta voluntad
de no vivir


viernes, 8 de julio de 2011

Razones para una siesta


A veces solo encuentro
la firme decisión invertebrada

de no hacer concesiones

al corto espacio en blanco que me dejas

para habitarte cada día.

A veces me parece
que no toco tu mano ni me tocas

si duermo recostado en tu paciencia

o fumo un cigarrillo

en esta, que es tarde por tuya
por tu cuerpo tendido a mi esperanza
por mi sueño dormido sin tu acento.


Tanto sueño que huye
si me montas
el vientre derramado
encogido, primero, ante tu pecho

y lluvia cuando alcanzas
la razón
que te trae a mi tristeza.


sábado, 25 de junio de 2011

Pecados que se sienten veniales


Me he muerto tantas veces en mi vida
he llegado tarde a tantos sitios
como colillas guarda el cenicero.

Me he quedado vacío, en la basura,
cada vez que me colma la pereza.
Cada vez
que las cuentas por columna no me salen
y se pinta de rojo algún signo si me miras.

He nombrado
los pecados capitales que adornan
los antros que frecuento.
De todos he comido con lujuria,
sin ser avaricioso.
Nunca olvidé dejar propina
en la mano crispada para un pulso.

Ni una canción
tendida como un puente entre los sueños.
Porque siempre hay princesas
que vagan a las cuatro sin dormir
buscando una caricia de acogida.

Temprano me acostumbro a llegar tarde
a todos estos actos.

viernes, 17 de junio de 2011

DIAS EQUIVOCADOS



Hoy es un jueves
que aún sabe a martes por la tarde.
Se parece a las horas que pasan sin sentido.

Lo malo de este jueves,
sucedáneo del día precedente,
un miércoles cualquiera, que no trajo
ese sabor fin de semana de otras veces,
lo malo, digo,
es su vana promesa de domingo soleado.

Y es que
en este calendario no hay lunes decididos,
heroicos,
a los que echar la culpa
de toda una semana de fracaso.