PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 7 de diciembre de 2012

MEMORIA DEL HOMBRE QUE ES LIBRE




Sé que es bueno bromear cantando
y no saber adonde iremos.
Es justo que nos atenace el miedo
y que se anuncie el nombre del tirano.

No es raro que al gritar desafine el cantor
si la pluma va en contra del palo que golpea,
o si suenan guitarras como armas
opuestas como flores al hierro que nos quema.

Pero no, no es malo que
te pases por mi calle a despertarme
si acaso ves que duermo demasiado;
o que pongas en mis manos una bomba
que llene de colores el cielo que otros niegan.
No es malo que la sangre
se salga a veces de las venas
y arrase en su raudal al enemigo;
vaya a ser que otro día nos resurja,
después de haber sido tan buenos,
y llame a la serpiente desde el huevo
a enroscarse en el cuello del que grita.

Con mis dos manos y mis seis dolores
digo sus nombres y me siento claro.
Y espero a Libertad que nos anime
a vestir corazones con coraje.
Cuando vuelvan mañana con cadenas,
con sus decretos ultrajando al pobre,
¿qué hombre saldrá que nos aliente,
que enfrente su semilla al duelo?
¿Quien habrá de matar sin miramientos
a la bestia que oprime y que estrangula?

¿Qué he de decir que os toque la memoria
en la profunda culpa que nos une?
Si no os movió el azote,
si fue la libertad una quimera,
¿qué más puedo decir?
¿Qué fue la patria: una quimera loca?
Yo sueño arando un sueño que nos toque
el alma adormecida que nos dejan;
y es otra forma de entender amor,
otra manera de buscar
el sueño que yo sueño arando vidas,
sobre un caballo que nos busca el alma
y una luz que nos viene a resolver
el ansia de vivir
en paz.

No he de decir que espero de la Historia
un gesto fiel que aúne el pensamiento.
Esperaré a que Libertad nos una
en la injuria de todas las conciencias,
en la memoria de todos los muertos.

Si hemos de andar, unidos luna a luna,
el vientre de la tierra hecho hierro,
subiremos a lomos de un gigante
abriéndole el futuro a nuestra raza
hasta dar
con las balas
en el centro.
 

10 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

La bala es tuya; la que va directa a las entrañas y las remueve y las enlaza y las entrega a la vida sin mordaza. Es tu verso, Manuel, el que dispara.

Abrazote.

Mcarmen Fabre dijo...

Desde luego La poesía es un arma.. remueve conciencias.

Gracias Manuel.

Un abrazo .

©Laura Caro dijo...

Qué estupendo poema de reflexión.
No,no sólo no es malo que nos despierten, que nos despiertes...Es necesrio.

Un abrazo infinito y agradecido.

Rosa dijo...

Poesía necesaria, cargada de rabia tanto como de buenos versos. Cargada de ritmo que nos dispara cuesta abajo hasta el final, igual que escupe el dolor de lo absurdo.

Un gran poema que salió de un vez (me consta) escupiendo en un todo la insensatez de este mundo.

Me gusta cuando escribes desde esa barricada, siempre en pie, para defender aquello en lo que siempre has creído. Me gusta el poema y el sentimiento que nos arrastra en tu mismo sentido.

Un beso

Mila Aumente dijo...

Tristeza, sueños, esperanza...Un compendio de sensaciones entrelazadas en este conmovedor poema.

Enhorabuena.

Un besito.

Nines Díaz dijo...


"...subiremos a lomos de un gigante
abriéndole el futuro a nuestra raza..."

No queda otra, Manuel, que unirnos a esa cruzada enarbolando la palabra.

Un beso.



fcaro dijo...

Este poema lo he oído de tu voz. Me impresionó y me sigue impresionando. Es tan fuerte como claro. Es una convocatoria. Es una enseña levantada. Un decisión de ser.
Mi abrazo. Paco.

El Mirón dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
La Solateras dijo...

Sólo puedo decir que es un enorme poema. Enhorabuena, Manuel.

Manuel dijo...

Gracias, Mirón, por tu comentario. No sé quien eres pero agradezco tu visita.