PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

domingo, 28 de septiembre de 2008

Los Pasos Perdidos




Cuando miré en silencio el mar, la luna, el Poder, seguí callado hasta que se reunieron las fuerzas en la piedra transparente. Era el tiempo en el que cada recodo escondía una sorpresa y ante cada pregunta los ojos se abrian como esferas luminosas. Era el tiempo de conocer.

Desde lo profundo del tiempo, cuando sucedieron las catástrofes que arrojaron a las tinieblas a la Raza Inicial, vuelven sin cesar seres destinados a un trabajo arduo: encontrar otros seres iguales y abrir sus ojos, encender en su mente la llama casi apagada y dejar asi que el tiempo corra a favor.

Habría de ser la destinada a conservar el Lenguaje de la Tierra. La depositaria del conocimiento para transmitirlo. Pero pasan los años y el abismo se hace hondo, aumenta el ruido y crece la sordera. La luz se extingue y cada día es más dificil ver. El Hombre le enseñó la soberbia y la soberbia la aleja del Verbo. La Voz solo se escucha en el silencio.











(Hijos del Hielo - III)

Se ha asomado al rectángulo mágico
y contempla la parte de atrás del orbe.
El cerebro se inclina a la corriente
como sauce sediento.
Bebe del líquido elemental
y escucha, ahora,
los tambores de la estirpe vencida.

El río baja desmembrando
la llanura y los cuerpos.
Divide exactamente cada noche
con su silencio, derramándose
sobre la casa de la muerte.

Nada entiende el hombre abatido;
perdidos los ojos en el fuego de la noche
oye la voz que alimenta su sueño
- quijada fraticida –

3 comentarios:

Anónimo dijo...

La magia habla todos los lenguajes del corazón del hombre.
-¿Qué es la magia, entonces? -preguntó ella. A pesar de la oscuridad, Brida percibió que el Mago había girado el rostro. Estaba mirando al cielo, absorto, quién sabe si en busca de una respuesta.
-La magia es un puente -dijo, finalmente-. Un puente que te permite ir del mundo visible hacia el invisible. Y aprender las lecciones de ambos mundos.
-Y, ¿cómo puedo aprender a cruzar ese puente?
-Descubriendo tu manera de cruzarlo. Cada persona tiene su manera.
-Fue lo que vine a buscar aquí...

Taranis dijo...

...No temas a la noche ni a la oscuridad, pues hay un mañana que alumbra y la luz no llega sino tras las sombras.
El sueño precede al despertar.
Por dos veces llamarás a la muerte, buscarás su abrazo helado y ella te ignorará, pero cuando venga sabrás que acude y entonces estarás preparado.
Hijo de la noche negra, te conozco. Te vi danzar entre las aguas mucho antes de que nacieras... Hijo de un tiempo que ha quedado atrás. Eres el último, igual que yo, de un pueblo que fué condenado a morir... Más no temas a la noche ni a la oscuridad, pues hay un mañana que alumbra...

Manuel dijo...

La muerte huye de quien la llama y toma al que huye de su rigor.

Somos los hijos de una estirpe que sobrevive. No pienso morir sin pelear, al menos mientras en la noche siga habiendo ojos que me interpelan.

¿Cómo morir cuando se es inmortal?.

Gracoas por estar aqui.