PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

lunes, 27 de octubre de 2008

Sobre la Pasión

Hay fidelidades que nos asaltan sin que exista un propósito claro de monogamia en nuestra vida. Creo, Javier, que comienzo a serte fiel.

Yo no soy escritor!. Ni mucho menos poeta. Diría nuestro bien querido maestro, Enrique, que "me falta taller". Hasta llego a pensar a veces por qué gasto el tiempo en escribir en lugar de dedicarlo al bello oficio de la lectura.

Así que, posiblemente, lo que escribo, es más un reventón que un acto literario. Lo que puede que sorprenda es que "reviente" tan a menudo. !Amigo: si tu supieras!. Como ya dije, mi lugar favorito para escribir es la barra de un bar, ¡y así me va!. Fíjate, amigo Javier, lo que se llega a escribir en tales sitios:


"Llevo un trozo de tu piel
hecho bandera blanca.
Mis tibias solo se cruzan
en la silla del bar
.

Mi nave es tu vientre o
la que nos lleve a lo más azul:
no hay en esta hora reloj
que diga la marea.

Tu te subes sin permiso camino arriba,
ola a ola en mi tristeza.

¿Cómo hacer el verso eterno
para el siempre que anuncia tu ausencia?."



¿Lo ves?: no soy poeta!. Y como, para mi bien, me gusta leer, hace poco encontré algo con lo que indetificarme en esta esquizofrenia. Te lo transcribo aqui por si sirviese de algo.

"... hay muchas razones por las que me gustan los poemas. Una de ellas es que me permiten acecharme a mí mismo. Me doy una sacudida con ellos. Mientras tu me los lees y yo los escucho, apago mi diálogo interno y dejo que mi silencio cobre impulso. Así, la combinación del poema y el silencio se transforman en el procedimiento que descarga el sacudón.

... los poetas, sin saberlo, anhelan el mundo de los brujos. Como no son brujos, ni están en el camino del conocimiento, lo único que les queda es el anhelo.

... Al oir el poema siento que ese hombre esta viendo la esencia de las cosas y yo la veo con él. No me interesa de qué trata el poema. Solo me interesan los sentimientos que el anhelo del poeta me brinda. Siento su anhelo y lo tomo prestado y tomo prestada la belleza. Y me maravillo ante el hecho de que el poeta, como un verdadero guerrero, la derroche en los que la reciben, en los que la aprecian, reteniendo para si tan solo su anhelo. Esa sacudida, ese impacto de la belleza, es el acecho."
(Carlos Castaneda. El Conocimiento Silencioso)

Así, amigo Javier, que no soporto cuando escribo ser cicatero en las emociones. No persigo premio alguno, ni publicar un libro, ni siquiera ser leído. Pero si alguien, a través de lo que lea en mi, se emocionase, baste con eso para no cambiar. Porque ser, de alguna manera, útil para que alguien mueva su energía, llegue a estados de conciencia especiales o, simplemente, respire hondo, eso ya es mucho.

¿No crees?.

Ya sabes que te aprecio.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Cada uno, a su manera, toca mente y corazón, os visito a ambos, y ambos teneis algo que contarme, algo que me gusta. Seguid con vuestros blogs, hay gente que los aprecia y que espera nuevas palabras. Gracias

Anirbos dijo...

Por cierto, a partir de ahora tengo firma! jajaj. Ya sabes quien soy, asi que nada...

Manuel dijo...

Gracias, Anónimo, por visitar el blog y leernos. Espero seguir aqui para compartir todas las cosas interesantes que vengan al caso.

Y gracias tambien a ti, Ani, que no es lo más importante la identidad, sino la presencia.

Anirbos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javier dijo...

Vaya foto chula. Esa no la tengo yo. Y me gusta. Me la guardo.
Y con respecto a tus escritos/poemas/sentimientos/verdades/ilusiones/...etc,...,solo decirte que tienes un problema. Que no vas a poder dejar de escribir porque tus lectores no te lo vamos a consentir. Lo siento, como dice el chiste,... haber elegido muerte.

Un abrazo

Javier

Marina Tapia Pérez dijo...

sigue escribiendo Manuel, tienes madera de poeta. El "deseo" que te arrastra a hacerlo importa mucho más que el resultado, importa más el camino y el tropiezo que la meta (al final, casi siempre llegamos a lugares más maravillosos e inesperados de los que buscábamos)Tienes buenas imágenes y retratas muy bien esas pequeñas sensaciones que se nos escapan en el día a día ¡no nos dejes de regalar tu blog! Con cariño
Marina.

Taranis dijo...

El paso de los años me acompaña.
Aún me gusta leerte, aún me gusta como te leo.

Besos

Anónimo dijo...

Castaneda?
Pues vale,porque leerte o no,es libre,y aquí estoy,porque tambien es libre el estar o no estar,pero no es serio,verdad?