PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 10 de febrero de 2012

Paisaje Urbano


¿Cómo te digo
que se me acaba la vida
cuando no suena una llamada?

Que las cuatro y media
es mi hora más atroz
y que solo duermo si me roban las sombras.

Que no se decir lo que quieres
con soltura.

Porque soy un loco por redimir
en busca de soles de media noche
y mi sonrisa es forzada si te has ido.

¿Qué hago con las hojas que dejaste en mi mesa
si no me atrevo a plancharlas
ni a darles el amable fin del fuego?


31 comentarios:

Pilar dijo...

Hay días que las palabras se vuelven papel seco, y la tinta desdibuja sentimientos.
¿Qué hay mejor que no saber como queremos decir algo? ¿qué hay peor? si la vida no nos propone retos literarios, lingüisticos, sentimentales ¿què haremos con la boca?¿con el pensamientos?
Un beso

La Solateras dijo...

Querido Manuel,

Estos poemas que escribes a tu hora más atroz, en los que te quitas todos los corsés y desparramas la emoción, son los que más me ponen. Y es que a lo mejor también tú eres tu mejor filón.

Un beso grande.

José A. Socorro - Noray dijo...

Hay tantas palabras que no se saben
o no se quieren decir.
Quizás sea el miedo a esas sombras
que vagan entre el sueño...
Quizá sea este silencio
que nos atenaza desde dentro.


Un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Querida Ana: pues eso me pasa a mi, que a veces me dejo de acdemias y escribo lo que me viene en gana. No se si vale la pena o no, para eso estais vosotros. Lo único que se es que quedo más ancho que largo.

Gracias por tu aliento siempre. Un beso.

Manuel dijo...

Gracias por visitarme Jose Antonio. Un fuerte abrazo con ganas de verte pronto. ¿Será en Bilbao?

Oréadas dijo...

El amor nos vuelve del revés, de los pies a la cabeza.
Un saludo :-)

Manuel dijo...

O nos mantiene en pie tantas veces, Oréadas.

Tantas veces es el desamor el que nos abate!

Mila Aumente dijo...

Manuel, este poema que has escrito me parece maravilloso. Directo desde el corazón;la mejor forma de que nuestra voz se escuche y la única manera de no engañar a nadie, ni siquiera a nosotros mismos. ¡Me encanta!

Te mereces un fuerte abrazo por escribir tan bien. Recíbelo.

Jesús Arroyo dijo...

Hola, ancho y largo:

Leo y releo el poema y me pregunto ¿por qué me pasa lo mismo que a este poema-poeta en sus primeros versos?

Abrazote, Doc.

Nines Díaz dijo...

... solo duermo cuando me roban las sombras..., es magnífico el poema.

Un beso

Roberto dijo...

hay frases magistrales
un placer
Roberto

Manuel dijo...

Gracias, querida Mila. Este es uno de esos viejos poemas que, a veces, la nostalgia nos hace desenterrar.

Me alegra que te haya gustado. Gracis por estar siempre cerca.

Un beso.

Manuel dijo...

Gracias por venir siempre a la cita, Nines.

Ya pasé por tu casa y vi tu nuevo poema. Luego vuelvo por ahí.

Un beso.

Manuel dijo...

Jesus, no se si lo de "ancho y largo" quiere decir que me he quedado descansando o es una alegoría del "achoooo".

En todo caso, gracias y abrazo.

Manuel dijo...

Gracias por tu visita y tu comentario, Roberto. Siempre me sorprende que alguien desconocido me comente pero, igualmente, eres bienvenido.

Rosa dijo...

Cómo te digo que me alegro de haber recuperado este poema en tu blog para poder decirte lo que quiero con soltura, sin intentar redimirte...

Cómo decirte que me encantó en su momento y ahora siento la misma frescura.

Tal vez es que, como ese verso tuyo "no quiero perderme nada entre tus brazos"... ¿o no era así?. Jajaja!.

Un beso cielo

Manuel dijo...

Bueno, querida mía, era más o menos así. Pero puesto en tu boca es como si nunca hubiera sido de otra manera.

En cualquier caso, si alguna vez escribí un verso que mereciese la pena, te lo debo solo a tí.

Un beso muy grande.

Jorge Torres Daudet dijo...

Leyendo el intercambio de comentarios entre Rosa y tú se me ha ido lo que iba a decirte entre ausencia de soles en la noche. Y se me ha ido porque me han gustado mucho vuestros comentarios. Que sigáis así; nosotros ganaremos con vuestra poesía.
Abrazos.

Manuel dijo...

Pues eso, mi quierdo amigo Jorge, que donde hay patrón... ya sabes.

Pero uno se siente contento de que las cosas sean como son, ¿no crees?.

Un gran abrazo, Poeta.

gaia56 dijo...

Sí, es arrollador y desde los primeros versos engancha de verdad.
Un beso

Manuel dijo...

Gracias por tu comentario, Gaia. He visitado tu blog y te dejé una nota.

Un beso también para tí.

María García Zambrano dijo...

Llego tarde para decirte que me gusta mucho Manuel, los versos de la última estrofa, muy buenos.
Enhorabuena compañero y sin embargo amigo. Espero que leas este comentario... Y además, he oído la canción que me suena mejor a las 5 de la mañana ...
besos
maría

Ángeles Fernangómez dijo...

Buen poema para haberlo leído hoy, el 14 de febrero. Me gusta, amigo, me gusta mucho. Besos

Manuel dijo...

Maria: no me creo que hayas escuchado la canción a las 5 de la mañana... Pero bueno, en la próxima cena te la canto a esa hora... o más.

Gracias por tu cercanía y tu aliento.

Un beso.

Manuel dijo...

Bueno, Ángeles, no prentendia ser un poema para San Valentín, pero si tu lo quieres así... ya sabes, el poema es de quien lo lee.

Besos.

Lembranza dijo...

El poema refleja la inquietud de un amor, que estaba empezando a florecer.
Vosotros sois el reflejo de lo que es el amor sin condiciones.
Muchos besos

Manuel dijo...

Bienvenida a mi casa, Lembranza-Nunci. Un placer enorme, que espero se repita muchas veces, tenerte aqui.

Un beso.

Laura Caro dijo...

Querido Manuel:

Yo sí que llego tarde a esta fiesta de comentarios. No puedo añadir mucho a lo que ya te han dicho.
Los locos redimidos hacen peor poesía que los locos por redimir.

Es un poema fantástico.

Un beso grandísimo,compi.

Manuel dijo...

Tu nunca llegas tarde, querida copañera. sabes que siempre me alegra verte y mucho má si vienes con palabras tan alentadoras.

Un beso.

© Amaya Martín dijo...

Es brillante Manuel! Puro sentimiento en letras que giran hasta el centro de la esencia, esa soledad del niño que habita cada hombre y que grita su dependencia en el insomnio de la noche

Un abrazo

Amaya

Manuel dijo...

Gracias, Amaya. Es un verdadero placer y una sorpresa verte por mi casa.

Bienvenida. Espero que te sigan gustando las cosas que encuentres aqui.

Un beso.