PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

lunes, 30 de noviembre de 2009

Mar Rojo... De nuevo


¡Bueno!, de nuevo ha llegado el momento de hacer maletas, preparar equipajes de buceo, comprobar que todo funciona correctamente. Todo ello con esa emoción casi de primerizo que siempre me producen estos viajes.

Esta vez nos vamos al Mar Rojo. Ya estuvimos alli en Abril de 2006. Después ha habido muchos otros viajes a otros paraisos pero, la opinión consensuada, es que este es el mejor lugar de buceo que hemos conocido hasta ahora.

Y como algo hay que resaltar de entre las muchas cosas maravillosas que encierran estas aguas, para mi, que soy "chatarrero" impenitente - o sea, que me encanta bucear en barcos hundidos - el pecio Thistlegorm es uno de los mayores atractivos de este viaje.

Un poco de historia:

En 1941 en plena Guerra Mundial, el carguero inglés Thistlegorm, tras rodear el continente Africano, para evitar a los buques alemanes, es avistado por una escuadrilla de aviones alemanes, que le lanzan un par de bombas, que hacen que mueran 14 de sus tripulantes por el impacto y el buque comience su inevitable hundimiento.

Este es el origen de este pecio, sin duda el más espectacular del mundo, por las aguas en las que se encuentra hundido y por su carga (motocicletas, coches, alas de avión, e incluso una locomotora).

El 2 de junio de 1941 con destino a Alejandría salió del puerto de Glasgow, se dirigió a algún lugar del sur de Inglaterra, donde se armó con ametralladoras y de ahí lideró un convoy con destino Sudáfrica.

Tras su parada en Sudáfrica, el convoy entró en el Mar Rojo la tercera semana de septiembre. En la entrada del Mar Rojo, recibió el capitán la orden de esperar instrucciones. En esos momentos el canal fue bloqueado por dos buques y el Thistlegorm se quedó dos semanas por el sur del canal, hasta que llegó a los alemanes el rumor de que un buque del tamaño del Queen Mary se hallaba en esa zona con el objeto de descargar tropas en el norte de África. En 1941 el ejercito Alemán controlaba todo el Mediterráneo.

Fue hundido por un avión Heinkel 111's Alemán a las 22:50 h del día 5 de octubre de 1.941 mientras estaba fondeado esperando a su buque escolta.

El barco estuvo prácticamente en el olvido hasta hace unos pocos años y fue descubierto por el Comandante Cousteau el cual mantuvo sus coordenadas en secreto durante bastante tiempo.


Luego, al regreso, os contaré alguna cosa más. Pero ahora he querido dejaros un regalo, para aquellos que tengais, en algún momento, 10 minutos para disfrutar.

¡A vuestra salud!.

15 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen viaje, Manuel. Algún día tenemos que hacer una inmersión de esas... que me va picando la curiosidad.
Un abrazo.
Santiago Solano

La Solateras dijo...

Que disfrutes de las profundidades y luego nos las cuentes. En prosa o en verso.

¡Feliz viaje!

Pilar dijo...

No me has dicho cuando os vais de verdad!! bueno yo también os deseo un viaje estupendo, tened cuidado!! ya sabeis que me dais mucha envidia!!
Un beso grande!!

Alicia dijo...

El viaje a tú blog nunca es en vano. Gracias por los apuntes históricos y por las imágenes.

Os deseo que disfrutéis en las profundidades de esos paisajes abisales de ensueño. Quedamos a la espera de la crónica de este viaje anunciado.

Un abrazo y hasta la vuelta.

Rosa dijo...

Pero mira que eres corazón... Dando envidia a la gente buena, con ese video tan maravilloso que has colgado y que tan buenos recuerdos me trae. Mira que es hermoso el mar por dentro. Prometo que crea adicción.

Manuel dijo...

Santiago, tienes que animarte a hacer una inmersión de prueba, un "bautizo" que se llama. Seguro que te enganchas igual que nosotros.

Y claro que volveremos con alguna hermosa historia que contar, Ana. Prometo hacer de corresponsal "glu-glu".

Pilar, ya sabes lo que hay. Tu si hiciste ese bautizo y te encantó, asi que ahora toca hacer el curso y luego bucear y disfrutar como una enana.

Lo dicho, Alicia, que habrá crónica, mejor o peor, pero la habrá.

Gracias a todos.

Manuel dijo...

Rosa: El mar y tu sois iguales... claro que no se si para bien o para mal...

Lo importante es que sigamos juntos bajo el agua, que eso siempre hace para luego, cuando estamos en tierra firme.

Ya solo te queda prometerme que no vas a tirar de mi para arriba cuando esté tratando de meterme en la bodega del Thistlegorm.

Un beso.

Anónimo dijo...

Manuel, gracias por el regalo. He difrutado mucho viendo las imágenes que entrañan las aguas del Mar en sus profundidades.

Deseo tengas un viaje muy feliz. Y que,a la vuelta, sientas deseos de contárnolo.

Un beso.

Mila

Mari Carmen dijo...

Tiene que ser una experiencia maravillosa dejarse arrastrar, serenamente, entre la belleza y el silencio de las aguas del Mar Rojo. Aguas, llenas de historia, que avivan la imaginación y la fantasía.
Que encuentres algún tesoro perdido, alguna ánfora con algún manuscrito...cualquier hallazgo que retengas en tu retina, para luego deleitarnos con alguno de tus relatos o poemas.
Gracias por acercarnos al fondo del mar.

Un abrazo y disfruta.

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Si ese viaje al mundo del silencio no os provoca buenos poemas es para mataros. Me alegro por vosotros, queridos. Disfrutad mucho.
Si en vuestras inmersiones véis un besuguillo que no parece acostumbrado a las profundidades, seré yo disfrazado que os sigo en espíritu allá donde os hundáis.
Abrazos sumergidos.
Enrique

Anónimo dijo...

El Mar Rojo...hubo alguién que pensó que estaba en la antigua Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, otros pensaron qúe las aguas, lejos de ser limpias y cristalinas como pocas, eran de color bermellón, pero en realidad no hay una teoría unitaria del porqúé del nombre. Eso si, pocos saben que en ese Mar hay algunas de las especies más increibles de coral, precisamente coral rojo...aunque no sea esta la razón del nombre. En fin, buena inmersión, Manuel, que disfrutes el viaje.

Port

Manuel dijo...

Querido Port: yo ya había leído algunas cosas sobre el origen del nombre de este mar, que originalmente se lalmaba "Golfo Arábigo". Tenía entendido que el nombre "Rojo" - lejos de referirse a tendencia política alguna - se debía al reflejo de tierras rojizas cercanas, en concreto, creo, Jordania.

Pero leo ahora teorías muy dispares y simplemente las reflejo aqui por la curiosidad del lector. Algunas más creíbles que otras.

a.- Probablemente el nombre haga alusión a las estacionales afloraciones de la "cyanobacteria Trichodesium erythraeum" cerca de la superficie del agua. (Yo no he visto eso, lo juro).

b.- Se refiere a las montañas cercanas, ricas en minerales rojos, llamadas "הרי אדום", las montañas rubí, en hebreo. (Para mi gusto, más probable este origen).

c.- El nombre se debe a un error de traducción de los textos bíblicos del Éxodo al pasar del hebreo al griego. Según esta teoría la traducción correcta sería la de «mar de juncos» (junco en inglés es «reed», la cual fue confundida con «red» (rojo) en el momento de la traducción (hay que fastidiarse con los sajones!).

d.- Otra teoría afirma que el nombre proviene de los himaritas, una tribu local cuyo nombre significa «rojo».

e.- Por último existe la teoría de que el color correspondería a una dirección geográfica. En este caso «rojo» serviría para referirse al «sur» mientras que el mar Negro correspondería a «norte». Esta teoría se basa en el hecho de que algunos idiomas asiáticos usan los colores para referirse a las orientaciones de una brújula. (esta es para nota).

Bueno, que cada cual se quede con la teoría que le parezca más bonita.

A mi, personalmente, lo que me prece increíble es su agua, la transparencia, la biodiversidad, lo bien que me lo he pasado buceando alli y lo bien (mucho más aún) que me lo pienso pasar en esta ocasión.

Manuel dijo...

Mari Carmen: no se si para bien o para mal, ayer mi Maestro (de buceo) me dejó un encargo: explorar la 4ª bodega de Thistlegorm. Yo no he estado enella nunca, pero mi maestro es mi maestro y su voz es orden.

Ya me dijo "Apóyate en Antonio"... Asi que me toca buceo de exploración... Ya os contaré.

Manuel dijo...

Maestro, esta mañana he estado buscando esos colores al agua que tu usas porque me los quería llevar al Mar Rojo. Pero lamentablemente, en todo un Corte Inglés, no los había.

Bueno, sustituiré la pintura por la fotografía, que mi Rosita me acaba de ragalar una cámara "!que pa qué¡".

Y ese cuadernillo en el que garrapateo versos cuando estoy en los bares, se viene conmigo. ¡Mira!, te voy a poner el primero de este viaje, especialmente dedicado a ti; tal como ha salido (la culpa es tuya):

Me urge cantar con el negro de popa.
En este lugar blanco del Norte
La risa suena desteñida.

Lo siento!: ¡Haber elegido muerte!

Antonio dijo...

Impresionado me has. Palabras las me vienen boca no la a. Abrazos.