PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

domingo, 21 de noviembre de 2010

No me gusta suplicar


No me gusta
suplicar —cuando menos me lo espero—
que no te vayas,
ahora que el tiempo se termina.

Tendría que cambiar el calendario.
Descomponer el tiempo por la noche
quedándome en silencio.

No pensar
en los cajones ocupados de tu armario,
en la luz encendida de tu alcoba…
En el aire que es viento al respirar.

Dormirme en la primera luz del día,
ser poso de café que tu te bebes.

Hoy me encontré,
con el respeto hecho pedazos,
tu vivir colocado entre paréntesis.

y el cielo que revienta en un instante.

22 comentarios:

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Buenas madrugadas noctámbulo !

Yo también detesto suplicar, me ha encantado poema, música e imágen.... todo se complementa (ya sabes, me fijo muchísimo en lo visual, no lo puedo evitar)

Un abrazo gordo

Pilar dijo...

Me acerco con la luna llena o casi llena, esta noche no reconozco su curva... y me rindo ante los versos de este trabajado poema...entre versos, comas,mareos... ente tus hermosas letras...

Un beso amor

La Solateras dijo...

Magnífico poema, Manuel, te superas cada día. Éste además está tan clarito, tan cotidiano, tan palpable, que me llega más, ya sabes dee mi torpeza para la cosa metafórica.

Es jodido lo de tener que irse, o tener que quedarse entre paréntesis.

Un abrazo.

carmen jiménez dijo...

Siempre que leo el título de tus entradas, aventuro un gran poema. Y éste, como otros muchos, es de ésos que pueden masticarse y sentir el regusto, el amargo regusto que deja el aire al respirar.
Un abrazo paisano.

Laura Caro dijo...

Me encantan estos versos:

Hoy me encontré,
con el respeto hecho pedazos,
tu vivir colocado entre paréntesis.

Me parecen magistrales, Manuel.
Un abrazo y gracias por estar.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Manuel:

Mientras el aire sea viento al respirar y no desaparezca oprimiéndote el pecho, no merece la pena suplicar.

Buen poema, entendible si se lee con la mente abierta, pero no precisamente por ser cotidiano, no, es más, mucho más que eso.

Besos con admiración,
Cris.

Manuel dijo...

Luisa, no me extraña que tu pasión por lo plástico-visual sea enorme. Tus pinceles no paran.

Por cierto, una de tus pinturas, concrétamente una, me gusta mucho. Las demás también, claro. Pero esa... es especial.

Un beso.

Manuel dijo...

Yo no se, Pilar, si eso de las comas,sin espacio después,va de algo o es tu noche en la que me has leído. Creo que eres más que inteligente.

Y sigues siendo mi fan mas adorada. Gracias por estar siempre cerca. Ya sabes que te quiero.

Manuel dijo...

Pues me alegro, Ana, escribir de manera comprensible de vez en cuando. Te aseguro que los "poemas oscuros" ni se me ocurre ponerlos aqui, aunque en el pasado alguno colgué.

Y tu de torpe tienes lo que yo de rubio.

A mi tampoco me gustan las vidas entre paréntesis.

Un beso grandote.

Manuel dijo...

Querida Carmen: ¡que alegría verte por aqui!.

Reconozco que es un poema con pocas concesiones. Ya sabes, de vez en cuando salen estas cosas. Prometo algo menos dramático la próxima vez.

Pero solo si prometes volver a visitarme pronto.

Un beso.

Manuel dijo...

Laura, las gracias por estar tendría que dártelas yo a ti. El caso es que me encanta este puente que se va estableciendo entre gentes de un lado, de otro, de ás allá. Y en eso, tú, tienes mucho que ver.

así que doblemente gracias, por tu visita y tu comentario, y por seguir siendo puente entre grupos tan afines.

Besos mil.

Manuel dijo...

Mi querida Cris: cuando el aire se hace viento al respirar, sale con fuerza, entra con fuerza, grita... Y a veces ese grito es el dolor o la rabia o el desaliento.

Me gustan tus comentarios, siempre acertados y sugerentes. Sea o no un poema sobre lo cotidiano, trata de imágenes tantas veces vividas.

Un beso.

ufff43 -Luisa Navarrete dijo...

Me has dejado con la intriga.... cuál es esa tan especial?

Besos de madrugada

Anónimo dijo...

"Hoy me encontré, con el respeto hecho pedazos, tu vivir colocado entre paréntesis" ¡Qué maravilla, Manuel!

Cuando el tiempo está llegando a su fin, si hay que suplicar se suplica, jajaja. No debemos dejarnos nada en el tintero, por si acaso no hubiera otra oportunidad.

En cuanto al respeto, que no nos encontremos nunca con él hecho pedazos, ni trizas. Eso no sucederá nunca si no nos lo faltamos a nosotros mismos.

No me hagas mucho caso, Manuel. Estamos en tiempo de Sagitario, tu cumpleaños y el mío. Y en esta época del año digo y hago muchas tonterías... ¿Será el otoño?

Un abrazo grande.

Mila

Anónimo dijo...

Cuanta miel....... Debes tener tu ego muy elevado , Manuel....

Esto parece el consultorio de Elena Francis...

Bueno ,tengo el día un poco ácido ¿ será el otoño? los niños ?la casa¿ el marido ....?

A mi no me gusta suplicar. El que suplica se humilla...
El respeto intacto...siempre intacto

Bresquilla

Manuel dijo...

Pues, Luisa, visité tu página para ver si tenía nombre, pero no lo tiene. Así que es dificil que te diga cual es. Es una pintura de un rostro de mujer, agitanada, pelo rizado, ojos profundos.

Me gusta.

Manuel dijo...

Querida Mila, no será tu tiempo el que está llegando a su fin, ¿verdad?. Estás en una edad espléndida y puedes hacer aquello que te propongas. Así que tu tiempo está por empezar, empezado o alcanzando su esplendor. Cualquier cosa menos llegando a su fín.

Y creo que hay veces en las que la ceguera que nos causa el sentimiento nos impulsa a no respetarnos a nosotros mismo. Debe ser aquello que decía una buena amiga mía: "el amor, más que ciego, es gilipollas".

Como buen sagitario que soy, te sigo en este tiempo atribulado. Pero tranquila: ya saldrá el sol.

Un beso grande.

Manuel dijo...

Querida Bresquilla (o M.D.), yo creo que te equivocas. Y no se si es tu día ácido el que te lleva al error. En cualquier caso, como te conozco bien, lamento tu estado.

Ni egos elevados ni consultorios de Elena Francis. Esto es algo mucho más simple. Es un lugar al que se asoman amigos, amigos que se conocen más o menos pero que, sobre todo, no vienen con ánimo de denostar nada. Si hay algo bueno que decir, se dice. Para las correcciones poéticas, de métrica, de estilo, utilizamos el correo privado y todos las agardecemos, seguro.

Si has sentido "miel" en las palabras que la gente ha escrito o en mis propias palabras, a lo mejor es que has captado el tono cercano y amistoso que impera en este espacio.

De vez en cuando entra alguien con ánimo de dar la vara (no es tu caso) y no encuentra eco alguno. Esas conductas no caben en este espacio.

Y no se si el talante de tu día se deberá a los niños, al otoño o al marido. En cualquier caso, todo ello no es más que el reflejo de lo que llevas dentro. Si es profundamente amable, el entorno se volverá amable, porque tu eres más fuerte.

Celebro que te haya gustado el poema... ¿O no?.

Un beso.

Mari Carmen Azcona dijo...

Escucho el Nocturno de Chopin...Hermosos acordes para un bello poema.

El amor, en el amplio sentido de la palabra, debe ser un sentimiento generoso. Y dejar marchar a la persona amada es un acto de amor verdadero. Quizás entre paréntesis, quizás doloroso...pero eso es saber querer.

Coincido con las palabras de Ana, te superas cada día.

Besos y abrazos.

Anónimo dijo...

Como nos gusta LA POESÍA" os recomiendo visiteis el blog de la poetisa ecuatoriana afincada en Benidorm BERNARDITA MALDONADO .Sus poemas son de una sencillez y belleza extraordinaria.También escribo , más narrativa que poesía pero sólo es para mí. Me daría muchísima vegüenza que otros lo leyeran.-Un abrazo para todos los que sabeis expresar de forma tan espontánea y sincera vuestros sentimientos. Manolo , el poema me produce una emoción intensa .Es muy bello.Me gusta mucho Mª Dolores

Manuel dijo...

Querida Mª Carmen, tu visita siempre es bienvenida en este rincón.

Sigo pensando que lo más hermoso de la poesía es que cada persona que la lee puede hacerla suya. Esa sensación me da tu comentario, que agradezco en el alma.

Un beso grande.

Manuel dijo...

Querida Mª Dolores: ante todo, pedirte perdón por haberte confundido (tu y yo sabemos por qué) con la anónima bresquilla.

No me pegaba mucho un comentario ácido de ti, pero todo puede pasar. Te pido de nuevo disculpas.

Y te agradezco la recomendación de esta poeta, BERNARDITA MALDONADO que, sin duda, todos leeremos en algún momento.

Por último, respecto a lo que dices sobre que escribes pero te daría vergüenza... etc., yo te animo vivamente a que, cuando quieras, "cuelgues" algo de lo que hayas escrito en mi blog, que desde ahora te presto.

Verás como no es para tanto.

Un beso grande.