PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 13 de mayo de 2011

PENELOPE


Con mi paso de piedra en el zapato
se me antoja que te borro
que te barro
que empiezo desde cero aunque te extrañe.

Te tejo del revés
para que mengües
en el ánimo caído que me ensancha
la figura que veo en el espejo
tan lejos de mi vida.

Te leo del derecho
boca abajo
aplastándome el pie que tengo encima.

¡Duele tanto!

He apostado
al trece, negro, impar y pasa.
Y pasa que la bola no es de nieve
ni es borra del bolsillo mal lavado.

Es tan solo un error
un desvarío
una bola que se hace en mi garganta
y araña cuesta abajo hasta matarme.

30 comentarios:

Pilar dijo...

Como te digo que este poema es un tortazo en mis sentidos??pues así mismo...
Lo leí en Madrid, entre tus cosas creo, pero ahora me parece tan genial!
Gracias por compartir...
Un beso de arrepentimiento por no estar por ahí

ROCIO dijo...

Hola Manuel, duele tanto el amor terminado que produce todos los efectos que tan bien describes y aún más.

Un abrazo.

Rocío

Mila Aumente dijo...

Querido Manuel, aunque queramos borrar, barrer, apostar al trece, o tejamos al revés, los errores siempre están ahí, se reflejan en el espejo en el que nos miramos cada día, a pesar de que, la figura que vemos en él, esté muy lejos de la realidad.

El poema me parece trístemente maravilloso. FELICIDADES.

Un besito.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Eres grande Manuel, con palabras contundentes e imágenes dolientes para que todo quede en el magín marcado con buriles del tiempo.
No sé por qué, pero ya me duele el zancajo del pie izquierdo, y eso que solo he intentado cambiar la postura para facilitar la circulación. Pues no. Me quedaré quieto releyendo, a ver si mi torpeza se atreve con la realidad ficticia de tus versos.

No nos faltes nunca. Un abrazo amigo.

Alex

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

¡Caray! la bufanda se deshace... Me gusta especialmente eso de "Te tejo del revés / para que mengües", es genial.
Penélope destejiendo con telar, buena idea. Un abrazo

Manuel dijo...

Gracias a ti, Pilar, por seguir en el primer puesto del Rankin de fans de esta página.

No, en serio, que me gusta mucho ver tus comentarios. Y ya te explicaré la gestación de este poema.

Un beso.

Manuel dijo...

Gracias por venir siempre en punto, Rocio.

Es cierto que este poema encierra un dolor, aunque no sea el del amor terminado. Esto me anima siempre, porque veo que cada uno de nosotros hace un poema nuevo del mismo texto.

Pero también a las palabras escritas, esas que se empeñan en no salir, se les tiene amor.

Un beso.

Manuel dijo...

Gracias, mi querida Mila. A mi no me parece nada triste, en serio. Pero puede que sea, una vez más, ese defecto mío de escribir oscuro.

Prometa ser más claro alguna vez. En lo que sí estoy de acuerdo contigo es en que los errores están ahi. Pero no para macharcarnos y hacernos infelices. No. Están para ser corregidos, con tesón y paciencia.

En serio, no tengo vocación de martir y mucho menos de penitente.

Un beso grande.

Manuel dijo...

Querido Alex: ¡tú si que eres grande!.

Creo que debo aclarar algo sobre el poema. Por eso le decía a Mila lo que le he dicho.

Y quizá lo más elocuente, sea copiaros aqui los primeros "versos-aborto" que salieron para este poema. Allá van:

"A veces siento ganas
de que ardan todos mis poemas
y empezar luego, de nuevo,
desde cero..."

Aunque me avegüence, esta es la verdad. El poema sólo se refiere a mi incapacidad para escribir, para escribir algo que refleje lo que veo, de la manera que lo veo. Por eso Penélope... por eso destejo...

Si, si. Sé que esto es una canallada, que todo parecía mucho más romántico. Pero tengo que ser leal y confesar.

Y es que, "lo que es, es".

Un abrazo enorme, Alex. Y nos vemos el día 5 en Libertad, ¿eh?. No te me busques excusas.

Manuel dijo...

¡Claro que si, Ángeles!. ¿Para que va a servir un telar si no es para destejer?.

Lo que pasa es que tantas veces "...He apostado
al trece, negro, impar y pasa..." que a ratos me siento perdido.

Por cierto, tengo que aclarar que este trocito, modificado, se lo debo a Susi, la hermana pequeña de Rosa. No solo tuvo las narices de escribir algo que me dío la clave de estos versos sino que, además, lo leyó en el funeral de su padre, sin que la voz le temblase. Y eso si que tiene mérito.

Por cierto, te acabo de mandar un video. Ya me dirás.

Un beso.

Luna dijo...

Cuando duele en palabras, la belleza de la poesía lo hace sublime aunque destejas.

Saludos.

Mari Carmen Azkona dijo...

“ Te tejo del revés
para que mengües
en el ánimo caído que me ensancha
la figura que veo en el espejo
tan lejos de mi vida.”

Manuel, enhorabuena, me encanta.

Penélope es uno de los personajes de la mitología que más me gusta por su paciencia, por su astucia...pero me alegro de que por fin alguien le de las riendas de su vida.

Me gusta ver que entrelaza su propia vida destejiendo errores... y tejiendo proyectos en la urdimbre de sus sueños .

Gracias.

Besos y un fuerte abrazo.

Mari Carmen Azkona dijo...

Y ahora que he leído los comentarios...

“ El poema sólo se refiere a mi incapacidad para escribir, para escribir algo que refleje lo que veo, de la manera que lo veo. Por eso Penélope... por eso destejo...”

No lo acepto, te pongas como te pongas. ¿Dónde esta la incapacidad para escribir? Yo te veo muy bien dotado. ¿Me has tenido engañada todo este tiempo? No. Puede que puntualmente, como creo que ocurre a todos (a mí muy a menudo, recuerda mi dislexia poética...) no encuentres las palabras o la forma apropiada que se adecue a lo que quieres decir, pero de hay a decir que estás incapacitado...

Bueno, lo dejo porque no quiero enfadarme más. Ya lo he dicho.

Otro abrazo.

Mari Carmen Azkona dijo...

Además, y ya te dejo en paz, aun sin quererlo, a mí me has deleitado con la Penélope que quiero.

Gracias.

Rosa dijo...

Salió con mucha fuerza... empujando desde dentro con la misma inquietud que produce esa "piedra en el zapato", como suele ocurrir con los buenos poemas y además con ese homenaje encantador a Susana, que me impide, aún más, ser objetiva.

Pero a pesar de todo, sea tejiendo y destejiendo, no me cabe duda de que cada vez escribes mejor cariño.

Un beso

Manuel dijo...

Gracias por tu comentario y por tu visita, Luna.

Me pasé por tu Blog y pude ver que tienes una poesía muy intresante. Prometo volver.

Un saludo.

Manuel dijo...

Querida Mª Carmen: gracias por todas tus palabras. Si es que me han enseñado mal y soy muy crítico. Pero, cuiado, también con los demás, ¿eh?.

Bueno, en el fondo soy menos benévolo conmigo mismo, creo. El caso es que me siento en una fase en la que no acaba de llenarme lo que escribo y la culpa la tenéis todos los que a mi alrededor lo hacéis bien de solemnidad. Creo que dejaré de leeros un tiempo por mi salud mental.

Y estoy de acuerdo contgo acerca de Penélope. Encarna un mito femenino dificil de igualar tanto en la firmeza de caracter que muestra como en el amor que profesa. La inteligencia es el aderezo insipensable, junto con la mucha habilidad para llevar bien las cosas de su inolvidable reino.

Gracias por estar siempre cerca. Un beso.

Manuel dijo...

Mi querida Rosa: como sabes, por las razones que conoces, tardé tiempo en colgar este poema. Pero al fin lo hice y no me arrepiento. Está como quiero que sea.

Gracias por tu apoyo siempre.

Un beso.

Emilio Porta dijo...

Es que eres bueno, Manuel, aunque no entiendas de ruleta...el 13 es negro, impar y no pasa, sino que es falta, o sea menor de 18, que es el número de enmedio. Pero como a ti te gusta saltarte las normas te has permitido una licencia poética espléndida...en un poema que todo él es alteración del propio orden interior. Pones pasa...pero no pasas de la escritura porque en tí no es una mera afición, sino parte tu identidad y un camino espléndido de expresión y conocimiento del que ya no te puedes apartar. Un fuerte abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Querido Manuel:

Extraordinario poema, lleno de imágenes impactantes y de una belleza arrolladora. Me encanta que juegues a engañarnos con esa ambiguedad calculada y que el amor siga indemne.

Yo si te voy a echar de menos el día 4; vas a ser el agujero negro entre mis amigos, por no hablar de otras ausencias.

Un fuerte abrazo
Elvira

Manuel dijo...

Mi querido Emilio: estreno este primero de Mayo contigo. ¡Gran estreno!.

¿Cómo habría de olvidar que el 13 es "falta"?. Lo que pasa, es que "pasa"... y, precisamente ese, es el juego. Bueno, tu ya sabes.

Y yo sé que me laegra siempre verte por aqui.

Por cierto, tenemos que hablar.

Un abrazo.

Manuel dijo...

Querida Elvira: no sabes cuanto siento no poder acompañarte el día 4. Pero estoy seguro de que tu éxito será arrollador y más seguro aún de que no me echarás de menos.

Eso sí: no te perdono el libro, ¿eh?. Tengo ganas de tenerlo en casa y saborearlo de vez en cuando.

Gracias por tus comentarios. Siempre son estimulantes.

Un beso.

La Solateras dijo...

Manuel, llevo diez días fuera, sin acercarme a internet y hoy me encuentro esta preciosa sorpresa. Un poema original y sugerente, lleno de imágenes y de colorido. Si intenta ser triste, no lo consigue; transmite vida en estado puro.

Un abrazo

Marina Tapia Pérez dijo...

me ha gustado mucho el poema, Manuel!tiene mucha fuerza, preciosas imágenes. No dejes de escribir! Un abrazo

Manuel dijo...

Gracias Ana. Ahí seguimos, en la brecha.

Lo mejor de esto es tener cerca personas como tú.

Un beso.

Manuel dijo...

Marina, no pienso dejar de escribir. Y mucho menos de vivir.

Me ilusiona mucho la andadura que llevamos este grupo de locos que nos hemos empeñado en ir en moto... con sidecar.

Nos vemos pronto. Un beso.

Anónimo dijo...

Querido Manuel : esa imagen "te tejo al revés para que mengües" refleja un sentimiento hondo y profundo , positivo: tejiendo al reves los problemas, las desilusiones, los desengaños poco a poco , menguando , menguando desaparecen y la vida va transformándose en un bello manto, con sus nudos, sus fallos , sus colores claros y brillantes, oscuros y opacos.
En fin , vida! y a veces ¡duele tanto!
Bello poema , ¡ si señor !!!

Mª Dolores

Manuel dijo...

Gracias por tu comentario y por tu presencia, Mª Dolores.

Siempre me emociona de esto de la poesía que, cada persona que la lee, da su peculiar visión de la jugada.

Pero es cierto que muchas veces hay que ir tejiendo del revés, para poder, al fin y al cabo, crecer,

Un beso.

Ornitorrinco dijo...

Querido Poeta:

No suelo emocionarme demasiado y hace tiempo que me impuse no buscar más a Penélope. Precisamente hoy lo hice de nuevo, y estaba escondida en tus palabras.

Hoy seré yo el que teja del revés para que mengüe, porque así tiene que ser.

Tu poema certero se ha metido en una grieta que aún resiste muy dentro.

Gracias Manuel.
Se muy feliz, Piedra.