PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

sábado, 14 de mayo de 2011

CONCLUSIÓN


Te relego al exilio.
Cierro la cuenta que tengo pendiente
con el lado vacío de tu vida.

Te condeno a habitar
el mundo que se extiende al este de mi ser
allí donde tu voz no pueda oírse.

Por fin asesinado
inútiles mis actos y tus sombras
cegado de no verme
me atrevo a definir tu lado más sensato
parada obligatoria de mi angustia.

Habitarte fue solo reinventar cada mañana
escoger una casa suficiente
capaz de albergar todo tu ruido.
Pedir a alguien ayuda
masticando el silencio en la respuesta.

19 comentarios:

Jesús Arroyo dijo...

Manuel:
Perfecto poema que te engancha con el primer verso de cada estrofa. Señor, ¡si señor!

Pilar dijo...

La última estrofa es genial y matadora. Me gusta mucho Manuel. Y la música acompaña y emociona.

Sigo por aquí cerca, aunque no lo parezca.

Un beso cielo

La Solateras dijo...

Muy bueno, Manuel.

Esta cuenta pendiente:

Cierro la cuenta que tengo pendiente
con el lado vacío de tu vida


no hay que cerrarla. Casi siempre ese lado también está lleno de cosas estupendas.

Un abrazo

Rosa dijo...

Y es que el tiempo no pasa desapercibido en ninguno de sus movimientos... Y tampoco en tus versos, que se lanzan cuesta abajo con un ritmo realmente bueno.

Un gran poema cariño y un final digno de él y de ti.

Un beso y mi admiración, siempre objetiva ¿eh?

Laura Caro dijo...

Este poema es uno de los mejores que te conozco, Manuel.
Un abrazo grandote.

Manuel dijo...

Gracias, Jesús, por este acatamiento poético.

En realidad nunca encuentro la forma exacta que resuena en mi cabeza. Pero seguro que el día menos pensado, sale.

Un abrazo.

Manuel dijo...

Mi querida-perdida Pilar: Dustin O'Halloran es muy, pero que muy recomendable para escucharlo en cualquier momento.

Tengo ya ganas de volver a leerte, así que acaba pronto con la cosa del cine, que te necesitamos entre nosotros.

Un beso grande.

Manuel dijo...

Querida Ana, no se, no se... Creo que hay cuentas que es mejor cerrar para siempre. Por ejemplo, las cuentas pendientes con Hacienda.

No, en serio, cuando le contaba a Rosa de donde se me sugirieron estos versos, ella tampoco lo entendía mucho. Fue leyendo un libro de Paul Auster: "El libro de las Ilusiones".

Muy recomendable.

Espero que todo vaya bien. NOs vemos pronto.

Un beso.

Manuel dijo...

Gracias por tus palabras, chica "objetiva".

Solo puedo pedirte perdón por tantas veces como, a las 3 ó las 4 de la mañana, me empeño en leerte mis paridas.

Lo del Santo Job no es nada comparado con lo tuyo

Un beso.

Manuel dijo...

Querida Laura: acabo de pasar por tu casa.

Gracias por venir tú a la mia con palabras tan alentadoras.

Un beso grande.

Mari Carmen Azkona dijo...

Querido Manuel, cuando leo este poema, y créeme que lo ha hecho muchas veces, y recuerdo tus palabras en “ Penelope”...Yo si que tengo que dejar de leeros. Para que me engaño, no podría hacerlo. No cuando escribís poemas como éste, esta es mi conclusión. Porque las conclusiones, aunque sean dolorosas, siempre son positivas, siempre son necesarias, para abrir o cerrar puertas, para continuar o cambiar de camino...Momentos de perdida, supervivencia y renacimiento.

Enhorabuena, por este poema del que no extraigo ningún verso, me lo quedo entero.

Besos y un fuerte abrazo.

Elvira Daudet dijo...

Querido Manuel:

Extraordinario e intenso poema, doctor, con el saxo de Parker sonando como fondo.

¿Ya no nos vamos a ver hasta que pase otra desgracia?

Besos
Elvira

Manuel dijo...

Querida Mª Carmen: te confieso que tu comentario me ha dejado confuso. Supongo que estás en algún momento personal importante.

Solo puedo decirte que me alegrará que algo mío que hayas leído te sirva. Y, sobre todo, que sea lo wque sea tenga final amable.

Gracias por estar siempre cerca. Un beso.

Manuel dijo...

Querida Elvira: de ninguna manera hará falta desgracia alguna para vernos. Te prometo que, la próxima vez que vuelva a Madrid, te damos un toque unos tomamos unos vinos. ¿Vale?.

Tus palabras resultan alentadoras. Ya sabes que uno anda perdido en este mundo y, recibir un cariño de alguien como tu, siempre es estimulante.

Un beso.

Mila Aumente dijo...

"Habitarte fue solo reinventar cada mañana, escoger una casa suficiente capaz de albergar todo tu ruido". Y es que, querido Manuel, para sentir la dulce presencia de alguien no se necesita vivir ni en La Moraleja ni el El Palacio de Buckingham. Basta un pequeño hogar donde la ilusión baile sobre las alfombras, si las hubiera, y si no, sobre el suelo firme.
En mi modesto entender, este es uno de los poemas más bonitos que has escrito. Felicidades.

Un besito.

Mari Carmen Azkona dijo...

Tranquilo, Manuel, todo está bien...Mi comentario es una reflexión que surgió tras la lectura de tu “Conclusión” y lo que supone el fin de algo.

Un abrazo y gracias por tu preocupación. Sé que puedo contar siempre contigo.

Besos y un fuerte abrazo.

Manuel dijo...

Querida Mila: y tu eres una de las mejores personas que he tenido el privilegio de conocer.

En efecto, para esa vida que sugiero basta con un espacio de historia y un minúsculo territorio para vivirla, que diría Martí i Pol.

Gracias por tu aliento. Un beso.

Tuti dijo...

Definitivamente hay un gran manejo de la imagen poética y eso, eso es algo que valoro muchísimo para atreverme a dejar un comentario.

Un abrazo literario,

Anna Francisca

Anónimo dijo...

Definitely believe that which you said.
Your favorite justification appeared to be on the web the simplest thing to be aware of.

I say to you, I certainly get irked while people consider worries that they just don't know about. You managed to hit the nail upon the top and also defined out the whole thing without having side effect , people can take a signal. Will likely be back to get more. Thanks

my webpage ... Pay day loan