PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 17 de mayo de 2013

BAJOS INSTINTOS



Cada minuto,
cuando exhalo el aliento que te atrapa,
el que hace trece
de mi sed del aire que te envuelva la cintura,
lo modelo en suspiro.

Abro los labios con cuidado
y al deshacerse un nudo en la garganta
resbala mi eco hasta tu boca.

¿Qué te sorprende de todo lo que pasa?
Quizá dormimos mucho tiempo
o puede, simplemente que la noche,
hecha un ovillo de silencio,
separe nuestra vida a golpe de verdades,
sorda al dolor, arrepentida
de dar abrigo a nuestras quejas,
sin concederle tregua
a ese instinto de caricia que, a veces,
se esconde entre los celos y el rencor.



13 comentarios:

Ana Galán dijo...

Muy buen poema Manuel. Lo leí social, por el mendigo en el banco. Lo que condiciona una imagen. No van por ahí los tiros, creo yo, por lo de "los celos y el rencor". Eso es lo bueno que cada un@a coja el fondo que más le toque...."de mi sed del aire que te envuelva la cintura" . Podría enumerar más, pero me quedo con este. Un beso.

La Solateras dijo...

Pues a mí el último verso me ha dejado dando tumbos. Impresionante.

Besos, Manuel

Nines Díaz Molinero dijo...


A mi me ha gusto muchísimo la última estrofa. Ella en sí es un gran poema.

Un abrazo, Manuel.

Mcarmen Fabre dijo...

Que nunca nos falle el instinto de caricia...

Buenos días y feliz fin de semana.

Manuel dijo...

De todo hay, Ana, creo yo, en este poema.

Será una tendencia a la polivalencia, a dejar que cada lector haga del poema "su" poema.

Por eso me gustan los comentarios como el tuyo y los agradezco tanto.

Un beso y gracias.

Manuel dijo...

El último verso me costó sangre escribirlo. Quizá porque lo sentimos.

Un beso.

Manuel dijo...

Nines, la última estrofa comprende un poema diferente, continuidad o no del anterior, pero coherente.

Poema social?. Poema de amor?

Lo hermoso es construirlo en el interior de cada persona que lo lee.

Manuel dijo...

La caricia es el bálsamo de cada día, Carmen.

Jesús Arroyo dijo...

Yo diría que cada estrofa es un poema.

Manuel dijo...

Ya quisiera yo escribir bien y tanto, Jesús.

Porque, como sabemos, escribir mucho es fácil. Escribir bien es muy dificil.

Y yo aún no consigo esa maravilla.

carmen jiménez dijo...

Las caricias son rebeldes y a veces actúan por su cuenta sin pedir permiso a las verdades, a los celos o al rencor en un intento de redimirnos de todo cuanto la vida se empeña en separar.
Un abrazo poeta.

carmen jiménez dijo...

Las caricias son rebeldes y a veces actúan por su cuenta sin pedir permiso a las verdades, a los celos o al rencor en un intento de redimirnos de todo cuanto la vida se empeña en separar.
Un abrazo poeta.

Manuel dijo...

Gracias Carmen: la vida transcurre sin pedirnos permiso, eso es cierto.

Un beso.