PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 28 de enero de 2011

LO QUE QUEDA DESPUÉS


Si las ramas del sauce se confunden
y reparten su sombra sin cuidado.

Si corren por tus huesos
serpientes como pétalos.
y los diarios no nombran las pasiones

Si todo lo que encuentro por la noche
no es más que un esperpento.
Si el sexo no emborracha mis sentidos
ni arranca una canción de mi garganta,
habré de retirarme hasta el silencio,
beber curvas prohibidas
y rozar con mis dedos los labios que me besan
para saber que existen.

Tendré que imaginar lo que me excita
probando cada piel sin que me nombre;
entregándome al cuerpo que no mide.
Tocando lo más blando sin recato,

sorbiéndote la vida, sin que sepas.

19 comentarios:

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

"Si lo que encuentro por la noche
no es más que un esperpento". Eso no lo dirás por mi, ¿verdad, Manuel? No. Claro que no. Tú por la noche solo dices cosas que quitan el sueño, como este poema que llega tan dentro, que "queda después", y más tarde, y mañana y las noches que vendrán.

Un abrazo, pájaro de la noche, que tan bién anidas en "... las ramas del sauce se confunden/ y reparten su sombra sin cuidado".

Alex

La Solateras dijo...

Mira, Manuel, te estás superando cada día; me encanta lo de sorberte sin que sepas, siempre me han gustado los malos pensamientos.

Pero, tío, no nos llames esperpentos a los demás, hombre, un poco de piedad.

Besos

Emilio Porta dijo...

Mira, Manuel, no se puede ser más ingenioso que Alejandro en su comentario, ja, ja...!Pero cómo tú, precisamente tú, que encuentras en la noche la vida, te vas por las ramas - nunca mejor dicho - valleinclanianas...! Bueno, esto tiene una lógica, dado a la Asociación que pertenecemos y quien le da nombre, Don Ramón, pues nadie más amante del esperpento.
Este poema bohemio y arrabalero, tanguero y desesperao, me hace pensar en alguna de esas letras porteñas que tanto te gustan y...a mí. Ya sabes, "aunque te quiebre la vida, aunque te muerda un dolor...Yira, Yira" letra de mi tango favorito...en fin. Y sí, Gardel en Buenos Aires, sin humo, sería...poco más que una sombra chinesca. Y Sara, en sus tiempos, y Marlene Dietrich...Hay que ver el cine cuánto ha comunicado con un pitillo en la pantalla...que no, que no me voy por las ramas del saúce...Un abrazo.

Port

Nines Díaz dijo...

Querido Manuel, como a Emilio, tu poema me parece un tango o una canción de Chavela Vargas cantando el desamor de madrugada.

Sorber la vida sin que sepa...

Un beso.

Anónimo dijo...

"Y rozar con mis dedos los labios que me besan para saber que existen". Mal asunto, Manuel. Si los besos necesitan un plus, mejor no darlos.

"Tendré que imaginar lo que me excita"...¡Buenísimo! El poder de la imaginación no tíene límites, puede llevarnos hasta mundos desconocidos. De eso, sí puedo hablar.

"Sorbiéndote la vida, sin que sepas". Sabias palabras, Manuel, que podrían signíficar muchas cosas. Por ejemplo: la torpeza "del otro" al pasarle inadvertido algo tan importante.

Me he enrollado mucho. Y en realidad sólo quería decirte que todo el poema me parece precioso.

Un besito.

Mila

Laura Caro dijo...

Me deja el poema así como con un poco de desasosiego... Menos mal que tu sonrisa desmiente el mensaje.
Un abrazo.

Pilar dijo...

Hola corazón!
Ultimamente llego un poco tarde, pero como ya te he dicho, este poema me engancha el estómago, me da con un dedo en la espalda, esta hecho a mi medida...
Es que estos poemas ultimos son geniales, me encantan...

Mari Carmen Azkona dijo...

Qué queda después...un hermoso refugio. El sauce es uno de los árboles que más me gusta. Con sus hojas pequeñas, doradas y su corteza que alivia el dolor.

Si me lo permites, Manuel, me quedo aquí, abrazada a ese bello verso final y escuchando a Silvio Rodríguez...como dice en su canción, un verso, una verdad

Besos y abrazos

Manuel dijo...

Querido Alex: después de mi finde me reúno con vosotros a la sobra de este sauce “no” llorón.

Ni tu, ni ninguno de los amigos que me acompañáis tenéis nada de esperpento. Esperpento es la vida que nos construyen alrededor, tratando de erigirla con esos muros altísimos, capaces de disuadir de una presunta huida al más osado.

Espero seguir como “pájaro de la noche” mientras el cuerpo aguante, sobre todo para tratar de esclarecer las sombras que, continuamente, reparten los diarios.

Un abrazo, y espero que este Jueves si puedas darte una vuelta por Libertad. Me encantaría verte.

Manuel dijo...

Mi querida Ana, ya sabes que soy un poco guarrindongo y eso de “sorber…” me pone.

Y nooo… que noooo; que los esperpentos están muy lejos de vosotros, que son ellos, los otros, los del sauce confundido y las sombras… Los del sexo sin chispa y las canciones con sordina.

No es un poema de desamor, Ana: es un poema con rabia.

Manuel dijo...

Port!: y tu y yo sin cantarnos aún un tango. Pero, claro, ¿cómo hacerlo sin fumar?. ¿Como habría sido Casablanca sin el cigarrillo de Rick?.

Menos mal que soy el de la noche, así siempre me tienes a manos, querido amigo.

Manuel dijo...

Nines, como le digo a Ana, esa madrugaba cantaba la rabia. A veces hasta el Santo Job se impacienta.

Un beso grande y nos vemos: no faltes.

Manuel dijo...

A veces, Mila, hace falta usar algún otro sentido, cuando eso que te ç2regalan” y se supone es un beso, a penas se siente. ¿No crees?. No me resigno a despreciarlo simplemente: prefiero comprobar si hay algo detrás.

Generalmente solo hay mentiras.

Un besito y hasta el Jueves.

Manuel dijo...

Eres un sol, Laura. Gracias por lo de la sonrisa.

Pero quédate con el desasosiego justo, el que nos sirva para mantenernos despiertos y dejar, cada día menos, que nos engañen con fuegos artificiales.

Un beso grande.

Manuel dijo...

Querida Pilar: espero que tu regreso fuese sin incidentes. Sin nieve ni hielo?.

Ya te tengo dicho que tu nunca llegas tarde a mi rincón.

Me alegra que te guste el poema. Ahora solo falta que salgas de tu clausura y nos regales tú algo, más pronto que tarde.

A ti no te digo nada del Jueves, porque ya se que no puedes venir. Pero cómo en Marzo no vengas… ¡te desheredoooo!.

Manuel dijo...

Querida Mª Carmen, siempre entrañable en tus comentarios. Gracias por esta presencia fiel entre todos y con cada uno de nosotros.

Haces que la geografía no suponga distancias y que te podamos sentir cerca, muy cerca.

Un beso.

Mónica López Bordón dijo...

Muy sugerente el poema. Obliga a volver a cada verso leído. Muy ingenioso el título con el desarrollo del poema. Me ha encantado

un beso

Manuel dijo...

Pese a todo, Mónica, no es un poema de desamor.

Seguro que soy muy malo creando imágenes, pero intenté rebelarme contra las metiras y hacer una parodia hipotética de la salida que yo tomaría.

Y gracias por visitarme.

Un beso.

Anónimo dijo...

ha sido un placer leerte,aunque haya sido fuera de tiempo.Un beso.
La camarera.