PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 21 de enero de 2011

SOLTANDO AMARRAS



Yo no te di la suerte.
No anduve persiguiéndote en los bares,
ni dije nada extraordinario
ante el vaso caliente de tu cuerpo.
Yo no puse la huella de mi nombre
en el centro mordido de tu vida.

Yo vine a navegar sobre tus olas,
a dejarme querer de madrugada
con los pies remetidos en tu cuerpo
y los ojos cerrados a tu ausencia.

Sabiéndote la boca
sopesé la franqueza de tus gestos
y el silencio conocido, esta vez deliberado.

Así, sin pedir cuentas,
te fui deshilvanando, sorbo a sorbo,
de mi costado izquierdo:
tú, con tu ciencia tan exacta;
yo, con mi muerte sin autopsia.

26 comentarios:

Laura Caro dijo...

Qué pedazo de poema,Manuel.
Es de matrícula de honor.
Me encantó desde el principio hasta el fin.
Besotes.

Jesús Arroyo dijo...

Lo primero que he puesto en este comentario ha sido un taco y lo he borrado porque no estamos en horario.

Manuel, es una preciosidad y... ¿hablas de ritmo en mi poema?
Esto, querido amigo, es para una voz con la filarmónica de Londres a la espalda.

Bueno, si me he pasado un pelo, ponle una guitarra, pero con voz.

Abrazos, Doc.

La Solateras dijo...

¡OLÉ! Pleno, Manuel.

Besazo

P Á R M U L O dijo...

Muy bueno.

Sígueme en www.lamansiondelpoeta.blogspot.com

Pilar dijo...

Manuel!!estas que lo tiras!!es que...me ha gustado tantísimo...es genial! De los que me gustan ;)
un beso enorme

Anónimo dijo...

¡Qué buenísimo, Manuel! Este es de los que más me gustan a mí. Veo amor y vida en todo el poema. FELICIDADES.

Un besito.

Mila

Nines Díaz dijo...

Enhorabuena Manuel, no se puede pedir más. No podría cambiarse ningún adjetivo ni podría decirse de otro modo: para mi es el poema total. Lo has conseguido.

Gracias por este poema, sublime, que espero oir de tu voz en Libertad 8.

Felicidades y un abrazo fuerte.

Santiago Solano dijo...

Manuel, suscribo todo lo que dicen los otros. Un POEEEEEEEEEEEEEEMAZO.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Yo, en serio, que no entiendo a los poetas.

A todos, desde el primero comentario hasta el último, os agradezco la compañía y los elogios. Pero, en serio, ¿es tan bueno?. ¡No!, yo creo que no; suena más o menos, pero tiene cosas que se podrían cabiar y no lo voy a hacer. Y eso me define como un mal escritor porque, si lo hiciese bien, ya habría cambiado todo lo cambiable.

A mi me gusta la idea que anima el poema. No tanto por amor, como dices, querida Mila, sino por el desamor que acompaña a ese "te fui deshilvanando, sorbo a sorbo,
de mi costado izquierdo". Pero, a fuerza de autocrítica y alguna que otra crítica externa, me llego a dar cuenta de que así no se debe escribir. Algún día sabré por qué: estoy en ello.

Pero el gustazo es veros, sentiros cerca, generosos y amigos.

Gracias por eso.

Ángeles FERNANGÓMEZ dijo...

¡Jopé! ¡Pero qué directo y qué bueno, Manuel!
Ay, que me voy a pasar muy a menudo por este espacio del color energético del oro.
Un abrazo

Rosa dijo...

Es impresionante cielo, digas lo que digas, está genial. El lenguaje, las imágenes, el ritmo. Y además... no podemos estar todos equivocados y si lo estamos ¡genial! porque habrás conseguido que disfrutemos leyéndote aunque no lo entiendas.

Un beso y mi admiración, que crece con poemas como éste.

Emilio Porta dijo...

Es espléndido, Manu. Un gran aperitivo a tu escapada en moto con sidecar. Te perdono el humo. Y prometo acompañarte a la más fría terraza de tu elección, si se tercia, después del recital. Un fuerte abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Manuel:

No tienes razón (discúlpeme usted)cuando dices "tiene cosas que se podrían cabiar y no lo voy a hacer. Y eso me define como un mal escritor porque, si lo hiciese bien, ya habría cambiado todo lo cambiable"

Esto te define, simplemente, como un poco vagueras y ser así puede ser uno de los pilares del buen poeta.

¿Cambia la noche, la lluvia, la caricia?

Mari Carmen Azkona dijo...

Querido Manuel, yo no soy crítica literaria, ni siquiera poeta, pero si te puedo decir que me gusta el poema.

Sabes, conozco a Kirmen Uribe. Es un joven dulce e inteligente, al que me alegro que la vida y este ingrato mundo de la literatura le haya sonreído, se lo merece. Él me regala enseñanzas que guardo como un tesoro. En una de ellas me dijo : “La poesía es un género pequeño pero que se lee de otra manera, no se lee de izquierda a derecha sino de la superficie al interior.” Y quizás porque hemos hecho esa lectura nos ha gustado a todos tu poema.

Sólo tú sabes si debes cambiar algo, seguramente si...Yo he aprendido que un poema se mantiene vivo y siempre es susceptible de cambio. Qué te voy a contar yo con mi dislexia...Pero en fin, aquí estamos, porque somos un poco masoquistas. Es más el placer y lo que nos aporta la escritura que el malestar que nos ocasiona ¿no crees?

Besos y abrazos.

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Manuel, si que es bueno, si. Y te lo dice alguien que tiene que tomarse ciertos remedios despacio. Te he dicho en alguna ocasión que tus poemas son para mi como medicinas. Esta me ha llegado de un trago, directa, para hacer mejor el bien.

Un abrazo.

Alex

Manuel dijo...

Rosa, tu eres la coartífice de casi todo lo que escribo y ve la luz.

Sin tu buen juicio las cosas no "sonarían".

Gracias por quedarte cerca. ¿Seguimos?.

Manuel dijo...

Querido Emilio: mira que me provocas, ¿eh?.

Pero bueno, como te quiero, intentaré no fumar, sea que te me constipes y luego me toca curarte.

Gracias, siempre, por tu aliento.

Manuel dijo...

Esa definición me gusta mucho más, Jesús: me declaro vago.

Pero que hasta para ser vago hay que tener arte, ¿eh?.

No cambia ni noche ni nada. La misma caricia.

Un abrazo.

Manuel dijo...

Querida Mª Carmen: antes de emepzar a escribirte me he pasado a visitar a tu amigo y he leído un par de cosas de él. Me gusta. Y me alegra su premio y su éxito en este mundo sin muchas recompensas.

Me ha encantado esa apreciciación sobre cómo se lee la poesía. Puede que sea algo de eso lo que siento. Cada poema que me gusta, se escapa como los sueños al despertar. Hay algo que no alcanzo a ver bien, algo que debo cambiar.

Y duerme en mi ordenador. Lo visito de vez en cuando. Alguna vez cambio algo. Otras, esboza una sonrisa y se despide de mí.

Gracias por tus comentarios, siempre tan cercanos.

Un beso.

Manuel dijo...

Mi querido Alex: no sabes como me alegran tus palabras y, sobre todo, verte por aqui.

Todos soñamos (creo) con escribir algo que verdaderamente nos cale. Y si no lo sueñan todos, lo sueño yo y basta.

Es algo así como coger un mazo de 500 folios y empezar a escribir de manera enfebrecida. Escribirlo todo, deciro todo: vaciarse.

Despues ya se podría morir.

Gracias por tí.

Cris Gª. Barreto dijo...

Estimado Manuel:

Sin ánimo de infravalorar tus obras literarias. Con esta me has dado en la diana.
Es muy buena en todo su contenido.

Se dice que no existe el amor, sino las pruebas de amor, y la prueba de amor a aquel que amamos es dejarlo vivir libremente.

Te felicito.
Cris.

Enrique Gracia Trinidad (EGT) dijo...

¡Acho, acho, acho...! ¡bien! Ya te contaré en privado, colegazo.

Manuel dijo...

Querida Cris: no te esperaba por aqui. Hacía tiempo que no te veía.

Gracias, en cualquier caso, por haber dejado tu comentario en mi blog.

Un abrazo.

Manuel dijo...

¡Ay!, Enrique... ¿Que voy a hacer contigo?. Si es que solo vienes a golpe de látigo.

Vale, aqui está mi presente para tí. Tu diras, que eres el maestro.

Yo, discípulo, espero con paciencia tu veredicto.

Mientras, sigo por la noche con mis lápices, dibujo el día con mis manos. Me bajo, sin beber, hasta la orilla del rio y contemplo, atemorizado, lo que nos queda por venir.

Un abrazo, de sal y whisky.

IV Encuentro de Poesía en la Red dijo...

Interesante;
Soy MarianGardi
Vengo con traje de fiesta jejeje
Ssaludos

Manuel dijo...

Bienvenida, Marian. Siempre es un placer leerte.

Y, a más de leerte, lo que espero y deseo es que pronto nos veamos en persona. Si no en Madrid, que sea en Granada.

Un beso.