PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

lunes, 5 de marzo de 2012

GÉNESIS



Me desalienta
ese animal que tengo frente a mí.

Grabo su nombre en los bancos del parque,
con amor, ¡créanme!.

Lo borra cada noche a dentelladas
y, así,
construye el tiempo.

28 comentarios:

ALEJANDRO PÉREZ dijo...

Qué caprichoso es el animal del tiempo, querido Manuel. A dentelladas borra su propio nombre escrito con tanto amor.

Me gusta: cada verbo, una acción, un movimiento; cada sustantivo una imagen..., sin adjetivos, como debe ser la limpieza de la palabra, caundo la palabra habla por sí misma.

Un abrazo de los grandes.

Paloma Corrales dijo...

Sigue escribiéndolo con amor. Es el truco, creo.

Un beso, Manuel.

La Solateras dijo...

Así se construye el tiempo, a dentelladas, grabando y borrando, tejiendo y destejiendo.

Estupendo poema y la foto, magnífica.

Abrazos mil

Nines Díaz dijo...

Que bueno, Manuel, preciso y vivo poema con la fuerza del acierto.

Un abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Te conviertes en creador de verso y tiempo. Magnífico, Manuel.

Ángeles Fernangómez dijo...

Mi niña..., cada día eres mejor poeta. La construcción del tiempo, a través de ese animal que, pese a que te desaliente, escribes su nombre con amor. ¡Qué imágenes! ¡Enhorabuena y un beso!

Laura Caro dijo...

Nos desalienta a todos, compi.
Algunas dentelladas son bastante serias.

Un abrazo enorme.

Rosa dijo...

Me encanta como quedó... Al final te apuntas a lo breve si breve, doblemente bueno.

La imagen que has creado es muy buena cielo.

Un besito

CARMEN dijo...

Ese animal.. al que tememos todos pero que hay que conocer y llevar al lado, sin permitir que nos adelante, a la par y vigilando.. gracias, Manuel

Manuel dijo...

Si te das cuenta, querido Alex, en los Mitos, la figura del tiempo se representa con mucha frecuencia a través de un trabajo de hacer / deshacer, sea lo que sea.

Así lo he visto yo en este poema.

Un abrazo.

Manuel dijo...

Gracias Paloma. Seguiré tu buen consejo.

Manuel dijo...

Pues, Ana, me costó dar con una foto que expresara mi visón en este poema. Esta es la que puede aproximarse.

¿Ves? uno de los mitos de la construcción del tiempo: Penélope.

Un beso.

Manuel dijo...

Gracias, Nines. ¿Nos vemos el Jueves, verdad?.

Un beso.

Manuel dijo...

Jesús, tenemos respuesta: ya te contaré.

Y quizá te de alguna que otra dentellada!

Manuel dijo...

¿Mi niña?... Ángeles, ¿será que al construir el tiempo he sufrido una metamorfosis?.

Lo mismo da, llevaba mucho tiempo yo de hombre, así que un cambio siempre viene bien.

Oréadas dijo...

El tiempo nos devora nos convierte en su presa. Un saludo

Unknown dijo...

Me encantan los poemas con alma de mito.
Ya sabemos que en la naturaleza de Cronos siempre estuvo el devorar a sus hijos, que acabaron encerrándolo y quedándose como dioses. Pero también Cronos castró antes a su padre, y de ahí surge Afrodita, unas veces en el mar, otras, en los bancos de los parques.

Pero cuentan que a partir de entonces nació el tiempo y la historia humana.

Me ha gustado mucho este poema que tanto sugiere y deja pensando.

Aprovecho para mandar saludos y un fuerte abrazo.
Montse

Manuel dijo...

Ay, compi!... Que si, los bocaos son muy malos.

Un beso.

Manuel dijo...

Querida mia: pero que volubles sois algunas chicas!... En fin, por ser tu, te lo aceptaré.

Un beso.

Manuel dijo...

Así, Carmen, así: como si de un "Gran Hermano" se tratase.

Gracias a ti. Un beso.

Manuel dijo...

Gracias por visita, Oréadas. Siempre es un placer leerte.

Manuel dijo...

Supongo que la anónima Montse es nuestra Montse sidecarista.

Muy ilustrativa tu imagen mitológica. Gracias por ella y por venir a a casa a saludarme que, por cierto, ya era hora.

Un beso, parisina.

Lembranza dijo...

Muy bueno Manuel! Cuesta enfrentarte al animal llamado tiempo. Abrazos

Manuel dijo...

Gracias, Nunci. Nos vemos el Jueves, verdad?.

Besos.

Mari Carmen Azkona dijo...

“ Lo borra cada noche a dentelladas
y, así,
construye el tiempo.”


Qué génesis más maravilloso, Manuel, y con esos versos finales tan impactantes. Plas, plas...enhorabuena, ojalá todos los principios tuvieran estos finales.

Besos y abrazos.

Manuel dijo...

No creas, Mª Carmen, no es grato sentir cómo el amor se borra cada día y hay que reconstruirlo paso a paso. Sobre todo, cuando se asiste a ese "borrar a dentelladas".

Es duro.

Un beso.

Inuk dijo...

A mí también me desalienta... Puedo entenderte tan bien.

Es una cosa extraña eso del tiempo, y es una cosa extraña ese animal que nos habita. No dejes que se apodere de ti.

No sé si el tiempo se construye, y tal vez todos los días tengan su razón pero aún así, hay días que no existen.

Un abrazo, gracias por la visita.
Esta es otro viaje.

Manuel dijo...

Gracias por esta visita, Inuk. Ya sabes que esta casa está abierta a personas que, como tu, vienen con palabras sabias y hermosas.

No entiendo bien tu "gracias por la visita". No recuerdo haberte visitado hasta ahora. Bueno ya me lo explicas.

Un abrazo.