PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

martes, 29 de mayo de 2012

Por si vienes esta tarde



Sobre esta casa se alza la distancia
que separa tu rumbo de mi nombre.
Allano tu camino,
esparzo mi simiente derramada en los árboles
sin gritarle a tu ausencia.

Desgasto el brillo de los ojos
apartando las piedras por la noche
vaya a ser que tropieces si regresas.

Pero solo consigo
vencerme al sueño el día entero;
darme de bruces
contra un nuevo crepúsculo
si algún ruido me abre los ojos
y, desvelado
presintiendo tu olor,
me acerco hasta la puerta
para ver si has venido.

18 comentarios:

carmen jiménez dijo...

"...apartando las piedras por la noche..." Así es el amor. Luego te das de bruces:)
Una poesía auténtica, de esas que te llegan sin disfraces.
Un saludito.

Laura Olalla dijo...

Qué bello retrato de amor al ausente. La espera se dilata en esos días que no llegan hasta rendir al cuerpo para reportarnos otro día de esperanza... Me gusta, Manuel. Gracias por compartirlo

Mila Aumente dijo...

¡Este si que es de los mios! Un poema de amor precioso. Enhorabuena.

Un besito.

CARMEN dijo...

Llegar a casa, abrir tu blog y leer este poema.. no tiene precio. Para lo demás.. Master Card..

Besos y gracias, me encanta..

Mari Carmen Azkona dijo...

Querido Manuel, con fantasmas o sin ellos, lo que no hay duda es que has encontrado la palabra justa que cuenta lo que piensas y se hace ritmo. Solo hace falta leer tus últimos poemas o estos versos que me encontrado esta tarde.

Me voy silenciosa, no quiero hacer ruido y romper este bello momento. Precioso, y la fotografía...Muy hermosa.

Besos y un fuerte abrazo.

Jesús Arroyo dijo...

Cuanto nombre tiene este poema, querido amigo. Cuanta flor...

Oréadas dijo...

Al regreso le llueven versos..
Un saludo Manuel

Manuel dijo...

Querida Carmen: aún siendo un amante de la soledad, a veces, esta, pesa.

Por eso uno procura dejar la casa limpia y acogedora, por si a ella le gustase, viniese, y se quedara para siempre.

Y así pasa la vida.

Un beso.

Manuel dijo...

Gracias tí, Laura, por leerme y comentar. Ya sabes que esta casa está abierta para tí siempre.

Besos.

Manuel dijo...

¡Si lo sabía yo, Mila!.

Cuando escribí el poema, enseguida me dije: este le usta a mi Mila.

Y mira si tenía razón.

Que nos veamos pronto, eh?. Un beso.

Manuel dijo...

Con lo que me dices, Carmen, no se si pedirte una Visa oro o poner un poema cada día, para cuando llegues a casa.

Manuel dijo...

Querida Mª Carmen: el poema, vaya, ahí está.

La foto tiene su historia. Ya sabes que ella es Rosa y esa roca de enfrente es "Es Vedrá", la piedra mágica de Ibiza.

Si, creo que es un bella fotografía.

Un beso.

Manuel dijo...

El nombre de la Rosa no era un libro, Jesús?... ¡Ay!, que me he liao...

Manuel dijo...

Un saludo Oréadas. Siempre es u n gusto verte por aqui.

Lembranza dijo...

Que bonito Manuel!! Toda una demostración de amor. No importa si esta lejos, tú vas a esperar, le vas hacer fácil la vuelta. Me encanta.
La próxima vez que nos veamos me lo recitas, tiene que ser la bomba.
Un abrazo

Manuel dijo...

Jajaja... Pues claro que si, Nunci. Prometido ese "recitao".

Un beso.

Rosa dijo...

Es un poema precioso mi vida. Me gustan tantos versos de él que no sabría con cuál quedarme, o sí... me quedo con tu poema completo para guardarlo en el mejor lugar de mi maleta mientras decide entrar de una vez al paro.

Gracias por poner mi foto a algo tan hermoso.

Un beso mi vida

La Solateras dijo...

Querido Manuel, no sé cómo se me ha podido pasar este poema.

Sencillo, tierno y hermoso.

Me ha encantado.

Besos