PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 28 de noviembre de 2008

Edición urgente por Estefania

En fortuna, su pueblo y el mío, se me ha muerto -léntamente- Estefanía, ¡ y la siento tanto!.



"El cuerpo sin vida de la pequeña ha revelado, además, otro tipo de torturas. Este informe final recoge numerosas quemaduras de cigarro que se han encontrado en la piel de los muslos de la menor. Y no acaba ahí el calvario de esta niña, que murió poco antes de cumplir los ocho años de una peritonitis. Estefanía, tal y como señala este informe, fue víctima de numerosas agresiones sexuales, tanto por la vía vaginal como anal. Prueba de éstas, son los graves desgarros que la niña presenta en ambas zonas. Los forenses creen que la pequeña sufrió una infección al perforarse la cavidad abdominal por una vía de entrada externa que pudo producirse durante los abusos sexuales que padeció."


No hay espacio
donde quepa el espanto de sus ojos.

El dardo
apunta directo al centro de la razón,
y la desgarra...

y la mata.


(No podía dejar esto sin reflejarlo. Espero no haber ofendido ninguna sensibilidad).

4 comentarios:

Pilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pilar dijo...

Casi la siento tanto como tu,
aunque la cercanía siempre aumenta este dolor. Leer estas cosas es duro por eso nos quedamos sin palabras.
Un beso...

rosa dijo...

Gracias por no callar.
Gracias por hacer que nuestro estómago se contraiga incómodamente sentado en un sillón.
Gracias por no pensar si era oportuna esta entrada en tu blog.
Hubo quien, por "no alterar el orden" no levantó su voz cuando un día tras otro, Estefanía llegaba con lesiones importantes en su pequeño cuerpo adulto a fuerza de golpes.

Ojalá sirva para que nadie olvide jamás el rostro de esta pequeña, que no llegó a entender jamás por qué tuvo que pagar tan alto precio por conseguir la "reagrupación familiar". Gracias mi vida

Manuel dijo...

gracias a ti por compartirlo y combatirlo con tanta fuerza. Necesitamos muchos seres como tu, y como Pilar con su juventud, que luchen cada día para combatir a las alimañas. Porque estas, un beso