PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

martes, 11 de noviembre de 2008

Jaulas de Agua


¡Pesa el olvido!.

La resaca arroja dedos envueltos
en algas silenciosas.

Y, a veces,
solo silencios para una caricia.
Y tantas otras
nada.

La mirada de selva
escapa entre barrotes de agua:
jaula de luz
contra la ceguera del miedo.

Hay días
en que tu rostro asoma entre las dudas,
como un amanecer nublado.
Y lloro mansamente.

Cuando se va la niebla,
entre silencios,
mis manos remiendan tus noches de angustia.

Es entonces cuando te escribo.

3 comentarios:

Marina Tapia Pérez dijo...

muy hermoso, Manuel. No dejes de escribir, tus poemas están llenos de imágenes. marina

rosa dijo...

no dejes de escribir amor

Anónimo dijo...

Pesa el recuerdo de tantas noches de silencios engendrados
en el útero del mar;
de caricias rescatadas en las cenizas del miedo.

Quien sabe si entonces tu niebla empañó mi angustia....
y ya no pude leerte