PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

martes, 1 de septiembre de 2009

LOS RENGLONES TORCIDOS DEL TIEMPO


Salón de los espejos:
.........Eses de espaldas tortuosas
.................y dientes
.................en huelga de pan duro.

Son los renglones torcidos del tiempo.

Pierde los ojos
igual que perdió la belleza.

A ratos
.........- desde el sillón de mimbre -
la persigue con dedos indecisos
en la libertad del olvido


15 comentarios:

Emilio dijo...

Perdona, es de noche, ya sabes...así que permíteme un ratito, aunque hoy he dado bastantes vueltas a la vida por fuera y por dentro...Quizás por eso ahora, con el cansancio de apurar el tiempo para llamar en mi auxilio a la irrealidad, la fuerza mental me hace "sobre-saltar" a ese sillón de mimbre que se ubica y desubica en tu espacio personal y me ofrece un lugar de descanso. Así es la vida: ajetreo que te trae y te lleva y escondites que te ocultan de lo necesario. Sólo que para la mayoria lo necesario es lo obligado, y para ti lo necesario es la libertad. Incluso para olvidar.

Manuel dijo...

Empezaré a llamarte "Compañero Emilio". Creo que para los dos el cansancio del día es el amigo de la noche desvelada.

Aún no es el tiempo de que ocupes ese sillón de mimbre que se reservó para aquellas personas en las que el olvido decidió anidar. Tu eres presencia y vida, así que te toca currar todavía mucho.

Pero hazme un favor: si tienes costumbre, ponte una copa. Luego pon la música que más te sugiera el momento (la mía es Michel Pepé: Los 4 Elementos. Mi copa, Ballantines, como siempre). Luego busca simplemente el silencio, haz que ese intenso diálogo interno se vaya callando antes de que llegue el sueño. No hay que hacer nada más.

Emilio dijo...

“EN COMPARACION CON LA VIDA, EL ARTE CARECE DE IMPORTANCIA”
Bob Dylan

“El tiempo soluciona todo. Y lo que no soluciona el tiempo, es que no tiene solución. O la tiene, pero definitiva”
David Nihalat


“El instante es lo único eterno”
Emilio Porta


“ Sólo se te conceden un par de momentos que determinan tu vida…a veces sólo uno. Y luego, ya todo está decidido”
Steven Zaillan (en All the King´s men)

“ Sabes que es inútil luchar contra la luz de la luna…” ( de una canción de LeAnn Rimes . Esta frase la voy a poner de cita en un libro )


“Escribimos porque necesitamos un lugar donde las cosas sean lo que no son" Francisco García Marquina.

“Quien no comprende una mirada, tampoco entenderá una larga explicación”
(Proverbio árabe)

Todas ellas las iré dejando caer en mi blog en algún momento. Pero esta noche pienso que están bien colocadas en los aledaños del tuyo.

Pilar dijo...

Manuel! éste creo que ya lo he leído, pero como siempre lo has "pulido" no? Aunque no me gusten esas cosas, tu poema me gusta de todas maneras! Y encima Chavela lo acompaña.
Besos mil

EGT dijo...

¡Ayvadiós! ¡cachislamar! ¡cagoentó! ¡laputaqué!
No se me ocurren más comentarios, colega.
Rendido a tus métricos pies.
Enrique

EGT dijo...

¡Ah, sí se me ocurre otro comentario!
¡acho, acho, acho, achooooo!
E.

Anónimo dijo...

Un pequeño receso me ha permitido llegar al ordenador y escuchar, antes de volver a irme, los incomprensibles gritos de Enrique y la comprensible de voz de Chavela. Con ella y con él, como dice Joaquin Sabina, "las amarguras no son amargas...cuando las canta Chavela Vargas"...o cuando EGT les pone sal. Supongo que lo de Enrique es una clave secreta entre vosotros. Y lo de Chavela es una clave abierta para los que miran en la misma dirección... nocturna, usualmente. En cualquier caso, y remedando de nuevo nuestra interacción musical, digo:la distancia no es el olvido. Aunque claro, mi concepto de distancia no es geográfico.
Sin gritos sioux, pero compartiéndolos con vosotros.

Port

La Solateras dijo...

Siempre me han estremecido esos lugares donde se esconde el tiempo y las sonrisas antiguas se declaran en huelga de pan duro. Muy brillante ese verso.

Abrazos virtuales, de momento.

Rosa dijo...

Sabes mi amor que siempre me gustó este poema y como tengo cierta ventaja... aún más por lo que te lo sugirió.
Gracias por él , gracias por colgarlo y sobre todo, gracias por ti. Un beso

Manuel dijo...

Si, Pilar, lo conoces porque ya salió en otros lugares. Me apeteció ponerlo en este, pero mo está "pulido". Sigue "en estado puro", que diría Rosa.

Un beso igual de incondicional como tu.

Manuel dijo...

Desde Enrique hacia Emilio:

¡Achooooooooo...!.

Gracias mil, Enrique, por este comentario tan súmamente elocuente.

Emilio, como todo el mundo sabe "¡acho, acho, acho, achooooo!", quiere decir (no hay lugar a dudas) "pero que cosa más bonica has escrito, jodio. Eres un genio".

Si contuviese unos cuantos "achos" más y terminase con un prologadísimo "achoooooooooooooo", querría decir: "oye, por favor, no te das cuenta de que me estas rayando el coche con la bicileta, a ver si tienes más cuidado hombre".

Es totalmente evidente ¿no?.

En fin, querido Emilio: esto es Murcia y así son sus gentes.

Gracias a los dos por estar siempre cerca, "achooosss".

Manuel dijo...

Esos lugares, Ana, llegan a ser entrañables cuando se viven con cariño. Me han enseñado mucho estos dos años, me han puesto ojos de los de ver, más que de mirar.

Mucho de este parendizaje se lo debo a Rosa. Pero la mayor parte de la dulzura de esta enseñanza, viene de su madre.

Gracias por seguir cerca.

Manuel dijo...

Tu ventaja es la mia, Rosa. Tenerte cerca es un privilegio.

Espero que nos queden muchos años para seguir aprendiendo de esa mirada pura que tanto nos ayuda semana tras semana.

Soledad Serrano dijo...

Manuel, el poema tiene algo de extraordinario, de inexorable, de tierno y, sobre todo, de buen escritor.
Es la demostración de que sin técnica se puede escribir bien. Quizá porque detrás hay algo que decir y no pamplinas.
Mi admiración, Sol

Manuel dijo...

Sol, las causas que dictaron este poema son tiernas e inexorables. Ya lo sabes.

Yo no entiendo de técnicas. Procuro aplicar las dos o tres cosillas que voy escuchando, pero claro, "me falta taller", que diría un buen amigo mío.

Por suerte he conseguido retomar bastante de la frescura que perdí hace algún tiempo y ahora vuelvo a disfrutar escribiendo, aunque sea así.

Un beso grande!.