PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 16 de octubre de 2009

Cambia la hora

Cambia la hora en punto de los astros
mientras vuelve su mirada hacia el espejo
sin más ánimo que un último retoque.

Y como cambia, florece
de cada imagen real su consecuencia
recogiendo
el borde oxidado de su vida,
alargando la llegada de ese tiempo
en el que ya, un riego de socorro

es solo agua para la última copa.

13 comentarios:

Emilio dijo...

Podría decir muchas cosas de este poema...pero lo dice Sabina con la canción que has elegido...Una canción de Sabina, Princesa, que siempre me ha dicho tantas cosas...y que, hoy, precisamente, colocas en el punto de mira de mi mente...Qué oportuno eres, querido amigo, que listo...
A los que recibimos la noche siempre con una mezcla de filosofía y de rebeldía...algunas de las letras de Sabina nos acompañarán siempre.
Un abrazo, Manuel.

Manuel dijo...

Querido Emilio, ¿y para cuando dejas el decir "muchas cosas" de este poema?.

Que la canción de Sabina es una maravilla, ya lo sabemos tu y yo.

Espero que hayas disfrutado del recital de esta tarde y de la buena compañía.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Cambia la hora en punto de los astros
mientras vuelve su mirada hacia el espejo
sin más ánimo que un último retoque.

Y como cambia, florece
de cada imagen real su consecuencia
recogiendo
el borde oxidado de su vida,
alargando la llegada de ese tiempo
en el que ya, un riego de socorro
es solo agua para la última copa.

MAYUSCULAS AHORA: ES TAN IMPRESIONANTE, ME DICE TANTAS COSAS, QUE TE LAS TENDRIA QUE DECIR LARGAMENTE Y EN PERSONA. ESTA METÁFORA TAN REAL, O ESTA REALIDAD TAN METÁFORICA, SOLO SE PUEDE COMENTAR CON UNA MIRADA Y SIN PALABRAS. ¡COMO QUIERES QUE TE DIGA QUE ME SUGIERE LA VIDA, LA VIDA ROTA E ILUSIONADA A LA VEZ DE TODOS AQUELLOS Y AQUELLAS QUE SUEÑAN CON QUE EL DESTINO LES DEJE UN RESQUICIO PARA CUMPLIR SUS SUEÑOS!. COMO QUIERES QUE TE DIGA EN UN COMENTARIO LO QUE SIGNIFICA LO QUE DICES - QUE ES LO QUE EMITES - Y LO QUE RECIBO - QUE ES LO QUE SIENTO - Y QUE, TENDRÁ TANTAS COSAS COMPARTIDAS Y TANTAS DISTINTAS...QUE LA MEZCLA ES NUESTRO PASADO POR DIFERENTES CALLES... ESTE COMENTARIO SERIA TAN LARGO QUE EL UNICO MODO DE DECIRTE LO QUE NO QUERIA DECIR PORQUE ESTABA DICHO ES ESCUCHAR PRINCESA.
El día 14 de Noviembre, si hiciera falta decir más...o callar más, en realidad, está cerca.
Un abrazo. Esta vez te lo mereces. Bueno quizás sería un honor compartido.

Port

Pilar dijo...

Manuel, que oportuno el poema en la tristeza de los ultimos retoques!!
Cómo limar ese borde oxidado de la vida?
Cómo dejar de aguar ese último sorbo de la copa perfecta?
Te he dicho que cada vez tus poemas son más perfectos y cercanos? lo dejo caer entre Sabina y Silvio, entre las horas ingratas y las perfectas.
Un beso grande

Manuel dijo...

Queridos Pilar y Emilio: en un día de intensa actividad en nuestras letras vengo a agradeceros la visita que me habeis hecho.

¿Sabéis?: me siento contento al comprobar que somos un grupo de gente con capacidad para hablar, para coincidir o divergir. Pero, sobre todo, para respetar a los demás.

Puede que el trato con la Cultura tenga algo que ver. Pero en cualquier caso me siento privilegiado de andar con todos vosotros.

Anónimo dijo...

Buenos días, Manuel: Lo de "EL RIEGO DE SOCORRO",me parece de lo más imaginativo. Por otro lado, nada sorprendente viniendo de ti. Tus poesías me parecen profundas, misteriosas y con un puntito de dolor deambulando en cada palabra. En definitiva:¡que me encantan, chico!

Besitos.

Mila

Manuel dijo...

Querida Mila, a pesar de los chubascos de estos días, un poco de fresquito nos viene bien, sobre todo cuando viene de mano amiga. Aqui, en Murcia, sabemos mucho de eso de "riegos de socorro" y menos de aguar las copas.

Gracias por leerme y por tus palabras que siempre son de ánimo. Disfruto escribiendo y, si alguien más disfruta, tanto mejor.

Un beso.

Rosa dijo...

Hacía días que no venía a recordarte cómo me gusta lo que estás escribiendo y hoy de repente, entre tanta tormenta de opiniones vertidas a partir de la honesta entrada de Enrique, me llega de forma especial tu verso de este poema: “...Y como cambia, florece
de cada imagen real su consecuencia”

Un beso

Alejandro dijo...

Estimado Manuel, yo también disfruto con tus poemas. De este me conmueve la recogida de esas consecuencias que producen los bordes oxidados de la vida. Todo después de que los astros, con su ir y venir, con sus miradas huidizas al espejo de la vida, hayan apurado el tiempo en su copa lastimera. Así, claro, se acaban los alientos para retoques postreros.

Un abrazo, amigo.

Alejandro

Javier dijo...

Hola Manuel, venía por aquí, tras las ausencias, a ver qué me decías de este cambio horario que a mí me gusta tanto. Creo que soy el único. Y me metes, de un empujón, en la metáfora del tiempo, del transcurso de la vida, en lo efímero,...Ves, lo bueno de esto es que entre todos me enseñaréis a leer, a pensar, a imaginar. Por eso estoy aquí, en tu blog, en tu espacio, con todos vosotros.
Un abrazo, esta vez largo en el tiempo, con la alegría refulgente del centro de la vida.

Manuel dijo...

Rosa, era por si alguna vez se nos olvida que nuestros actos tienen su consecuencia. Tal vives, tal recibirás. Lo sabemos, ¿verdad?.

Gracias por venir. Un beso.

Manuel dijo...

Alejandro, muchísimas gracias por enriquecer mi rincón con tus comentarios. Es todo un honor.

Un abrazo.

Manuel dijo...

"La alegría... del centro de la vida...". No podrías haberme traído mejor regalo en tu vuelta, querido Javier.

Como buen amante de lo oscuro, yo también agradezco que me regalen una hora y me apaguen la luz antes por las tardes...

Nos veremos pronto, a pesar de esa pertinaz oscuridad.