PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 8 de enero de 2010

Desde que te has ido


Desde que te has ido
me he hecho amante de los bares.

Encaramado en el taburete
.......... - como cuando lo hacía sobre tí -
cabalgo encendido por la noche
esperando que un sueño piadoso
me ponga de nuevo entre tus muslos
sin las mismas consecuencias que otras veces.

Me pregunto dónde fue a parar
aquella vocación de ladrón de lunas
que viví a tu lado.

11 comentarios:

Valeriano Franco dijo...

Caballero, no te resignes. Nadie se va definitivamente. La luna vuelve cada noche. Los caballos nos estás esperando impacientes. Es cuestión de ensillarlos y salir a recorrer, de nuevo, juntos, el ancho y desconocido horizonte.
Precioso y evocador poema, amigo Manuel
Un abrazo,
Valeriano

La Solateras dijo...

De vez en cuando te salen unas cosas que me dejan flipando, Manuel. ¡Buenísimo!

Anónimo dijo...

Todo el que se aleja en la distancia sigue presente en nuestros corazones.
Me encanta leer lo que escribes. Este poema me ha llegado hasta ese lugar que llamamos alma donde, en mi caso, habitan mis mejores sensaciones.

Un beso.

Mila

Pilar dijo...

Me alegra tu vuelta cielo,y mas si nos deleitas con este poema tan estupendo que promete un anio lleno de bohemia y de amores y nostalgias. Que me ha gustado muchísimo y que ya te echaba de menos.
Un beso grande con sabor a nuevo

Alejandro dijo...

Querido Manuel, tu poema, tan sugerente, con tanta sensibilidad, tan lleno de luz y espacios, unos tocados por la luz y otros por las tinieblas, nos despierta con los arrullos del propio sueño.

"Me pregunto -dices- dónde fue a parar aquella vocación de ladrón de lunas que viví a tu lado".

Yo tampoco sé dónde está aquella luna que robamos otrora.

Gracias, Manuel por este regalo de Reyes que nos has traído.

Alex

Anónimo dijo...

Dios qué bonito...cuantas ganas tenia que volvieras...aunque no me creo tu poema.Sabes perfectamente que siempre serás amante de los bares al igual que siempre sentirás nostalgia de mis caderas..
(Camarera...la de Machin)

Manuel dijo...

Tendréis que reconocer que os gustan los poemas "domésticos". O sea, esos que transcurren más o menos en lo cotidiano, en la cocina, en la barra del bar...

Hoy pensaba unos versos en los que, en vez de subir andando hasta el 5º, donde mi santa me espera para reñirme, he decidido quedarme a echar la siesta con la rubita del 2º izquierda, esa regordeta que siempre me saluda con una sonrisa de bombóm relleno de licor.

Pero creo que eso será otra noche, ¿verdad?.

Gracias a todos por pasaros a hacerme una visita. Como estoy convencido de que este es un "año 10", no tengo que desearos lo que por natural os merecéis.

Mari Carmen Azcona dijo...

Ante un poema tan personal como éste, no puedo ni analizar, ni comentar. Me siento avergonzada Manuel, como si mirara a hurtadillas dentro de tu corazón.

Gracias por deleitarnos con tu poema y la magnífica canción que la acompaña, es la simbiosis perfecta.

Un abrazo.

Manuel dijo...

Bienvenida, Mª Carmen. espero que mi poema no sea tan personal como para no hacer sentir.

Tambien espero que no sea analizado. Solo desearía que fuese sentido por cada persona que lo lea. Que fuese capaz de recrear imágenes, nostalgias, sentimientos en definitiva.

Gracias a ti por la compañía y bienvenida a este grupo de locos adorables.

Rosa dijo...

Me has hecho recordar, con cierta nostalgia cálida, aquel Ladrón de Lunas que me mostraste hace ya algún año -¿quizá mas de tres?-. Me sentí poseída por la magia de esa imagen varios días. Me gusta el poema cariño, aunque te hagas amante de los bares.

Marta dijo...

Sin los bares, sin tus lunas, sin ese punto canalla, no serías el Manuel que nos envuelve... Precioso, como todo lo que sientes.