PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

domingo, 10 de enero de 2010

ELEMENTOS




El manto cambiante del río
dibuja en silencio la escena.

Los dedos se aprietan temblando,
ciñen un ramo de flores prestadas,
mientras una letanía de nombres precisos
se esparce despacio en el agua.

La mano se eleva certera;
entonces vuela la flor por el aire
y los pies, cansados de barro,
desatan sin prisa la soga
que anuda el momento a la tierra

Los ojos ya no huyen del tiempo.

16 comentarios:

Alicia dijo...

El aire, el agua, la tierra y... el fuego...ardiendo en el corazón.

Un abrazo

Pilar dijo...

Bueno, estás increíble!! tu época de secano ha pasado no?' jaja. Me alegro y me encanta lo que leo.
Un beso grande

Emilio dijo...

Ya sabes cuando digo esto si...Pues esto si. pero muy sí...Qué maravilla. Vaya preciosidad de poema.
"El manto cambiante del rio
dibuja en silencio la escena"...y todo lo demás: no sobra nada. Es una de esas sorpresas que, de vez en cuando, te sacas de la noche y que nos deja a todos mudos.
El texto, sin nada mas, es de magisterio. Con la música y la imagen nos traslada al cielo que debiera existir para momentos como este. Un momento, además, necesario. Toda la teoría se desbarata ante lo que no necesita argumentación. Esto es lo que yo defiendo. Lo que yo amo.

Valeriano Franco dijo...

Querido amigo: Y a demás, de fondo, Schubert, mi compositor 10,(después de Mozart, claro).
Bueno, ahí están los elementos efectivamente. Y es así, cuando los pies,cansados de barro, desatan la soga que anuda a la tierra, cómo van a huir los ojos del tiempo: se quedan con la flor.
Hermoso,
Un abrazo
Valeriano

Anónimo dijo...

"Los ojos ya no huyen del tiempo." Manuel, los míos han simultaneado la visión entre este bello poema y el jardín nevado que tengo al otro lado de la ventana. Todo ello mientras escuchaba el Ave María, de Schubert... ¡Qué sensación tan maravillosa! Gracias por ser el mayor responsable de ella.

Un besito.
Mila

Rosa dijo...

Gracias.

Alejandro dijo...

Vaya poemazo, Manuel. Me has dejado levitando. La música hace que tus versos cobren un rango mayor, de por sí llenos de imagen, de escenas, de sentimiento.

Enhorabuena y Gracias.

Alex

Manuel dijo...

Nada, mi niña, por mucho que me pongas cosas bonitas no te perdono que no vengas el sábado...

Bueno, te lo perdonaré si sigues escribiendo como lo haces. Tu si que vales!.

Gracias por estar cerquita. Un beso.

Manuel dijo...

Querido Emilio, el magisterio es para los maestros. Yo soy un pobre aprendiz de escribano que, a veces, trabaja versos porque la ocasión lo requiere.

Pero estar cerca de gente como vosotros es muy enriquecedor. Así que pienso seguir por los alrededores, por si se me pegase algo de buen hacer...

Cuida esa tos!.

Manuel dijo...

Gracias por venir, Valeriano. Shubert y la Callas son una combinación explosiva, ¿verdad?.

Nos vemos el Sábado. Un abrazo.

Manuel dijo...

Querida Mila, yo espero ver esos ojos dentro de unos días, sonriendo, como sabes hacer. Gracias por acercarte siempre a este rincón. Me gusta recibir tu comentario.

Ya sabes, el Sábado no hay hora para la Cenicienta...

Manuel dijo...

Pero mira que eres buan gente, Alex!... Si casi me creo que loque escribo vale algo!.

Ya quisiera yo saber hacer relatos como el que tu has colgado. eso si es una maravilla.

Un abrazo On-Line en espera del de verdad.

Manuel dijo...

Siempre gracias a ti, Rosa, por el hermoso hecho de que existas...

Mari Carmen Azcona dijo...

De aquí no extraigo ningún verso, me quedo con todo el poema. Maravilloso y comovedor y, Ahora, en silencio me marcho.

Un abrazo.

Manuel dijo...

Si Alicia, elementos que nos devuelven a lo más puro del ser.

Graciasp or tu visita.

Manuel dijo...

Graciaspor acercarte de nuevo, Mª Carmen. Espero que pronto podamos coincidir en la Asociación.

Un abrazo también para ti.