PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

jueves, 4 de febrero de 2010

Cain... (A GOLPES)



Comprendí
justo un segundo después,
el golpe certero.

¡ Cómo duele la quijada en la sien,
cuando es injusto que te maten!.

4 comentarios:

Emilio dijo...

Si, pero hasta muy recientemente los "sadicos jueguecitos" de ese Dios "personal" en el que ya no parece creer ni la Iglesia, eran admitidos por casi todas las religiones. El Hombre-juguete para la Divinidad que se divería ahogandolo en los océanos, sepultándolo (como en Haití) borrándolo del mapa con un buen huracán, o (antes de que se descubrieran algunos escudos medicos) enviándo enfermedades y plagas para ver como moría entre dolores y otras delicias. Los "simpáticos" pasatiempos de la Naturaleza, creada por Dios y que, parece ser, empezó a hacerse perversa, según el Libro, por los terribles pecados de los Hombres al no obedecer no se que puñetero mandato. En fin, ya se que no confias mucho en el Hombre...pero qué se va a esperar de un ser que está hecho a "imagen y semejanza" de ese Dios. Buenas noches, querido amigo.

Alejandro dijo...

Querido Manuel, no se puede decir más con menos. Con esa economía de palabras has hecho posible la abundacia de reflexiones. Que Dios, ese Dios que dicen que no existe y que Él lo sabe, te conserve la mirada para que sigas regalándonos matices nuevos, diferentes, de las realidades que presenciamos todos los días con los ojos perezosos, los de siempre, los de no ver.

Un abrazo.

Alex
P/D: He leído el relato de Luismi. Te he dejado copia de mi comentario en la entrada de tu recomendación.

Anónimo dijo...

Manuel, he visto el dolor en los ojos de alguna de las personas de este impresionante video que nos has regalado.

Todos sabemos como pierden la vida, los más indefensos, en este incomprensible mundo. Pero, por desgracia, nadie conoce la clave para acabar con tantas muertes.

Y sí, la quijada en la sien, debe doler mucho cuando es injusto que te maten.

Un beso.

Mila

Manuel dijo...

Queridos Emilio, Alex, Mila... Este poema lo escribi hace ya algún tiempo y, no se por qué, me apeteció colgarlo.

Puede que influido por el libro que estoy leyendo en estos días y que os recomiendo vivamente. Reconozco que soy un fanático de Saramago. "Caín" reune entre suspáginas mucho de lo que dicen Emilio y Alex en sus comentarios... y más.

Un libro muy recomendable según mi criterio.

Gracias a los tres por vuestra presencia en mi casa. Besos