PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

viernes, 12 de febrero de 2010

¡FELICIDADES SANTIAGO!


Si hace un año más o menos compré una tarta como esta para mi amigo Javier, esta mañana, tempranito, he ido a la pastelería y he encanrgado otra para celebrar con los amigos el CUMPLEAÑOS DE SANTIAGO. Esta es de chocolate, que yo se que él es muy goloso.

No se cuantos son los que caen. Pero sean los que sean yo me apuntaba a ellos ya mismo si los pudiese vivir con esa energia inagotable; con esa generosidad; con esa - tantas veces - alegría que Santiago rebosa.

Y como no puedo cantarte el Cumpleaños Feliz, porque sale primero lo del Red Bull... Solo te regalo esta tarta y te mando mi abrazo más entrañable.

Se feliz.

6 comentarios:

Emilio dijo...

Pues aunque yo soy más como el conejo de Alicia en el País de las Maravillas en su frase de : !Feliz, feliz no cumpleaños! porque además creo que las edades son cosa de la mente y el corazón y las otras son cronologías... me apunto, claro está a esta bonita idea de Manuel...y te deseo lo mejor, Santiago, porque te lo mereces. Un fuerte abrazo.

Pilar dijo...

Santiagooo!!
Recuperado ya?? Te mando todo mi cariño y mis felicitaciones! que me ha dicho "un pajarito" que cumples años!! Me gustaría hacerte una tarta (que me quedan muy bien) y después celebrarlo contigo!
Pero la cosa se queda en este mensajillo y en un beso enorme que espero que te llegue! (por si no lo lees aquí también lo pongo en la entrada de Manuel).

Javier dijo...

Como siempre llego un poco tarde a todo. Perdona Manuel que me haya retrasado en esta feista sorpresa que le has preparado a Santiago. ¿Cumpleaños? Yo prefiero hablar de cumple-hechos. Y ahí sí que Santiago sería milenario. En lo cumpleaños, sólo es un chaval.
Un abrazo a Santiago y a tí, Manuel, siempre con estos detalles tan bonitos.

Manuel dijo...

Querido Javier, sabes que siempre me alegra verte. Totalmente de acuerdo contigo en el concepto "casi" eterno de Santiago. ¡Y que nos dure mucho más!.

Yo no soy un ejemplo de persona detallista. Pero me gusta tratar de estar cerca de los que siento "mi gente", porque puede que un pequeño detalle arranque una sonrisa.

Y ya, ya se que asignarse un determinado papel tiene sus esclavitudes. ¿cómo lidiaré la cosa si mañana olvido el cumpleaños de... ?. Bueno intentaré no olvidarlo o asumir con gallardía mis limitaciones.

Nunca aquello de "hacer de la necesidad virtud" que diría mi adorada Rosa.

Un abrazo.

Santiago Solano dijo...

Gracias amigos, Emilio, Pilar, Javier... y Manuel. Gracias por esta tarta, por estas palabras, por vuestras palabras, por vuestra cercanía.
Bueno, eso.
G R A C I A S

Manuel dijo...

Bienvenido a tu casa, Santiago.