PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

domingo, 20 de noviembre de 2011

CRONICA DE UNA TARDE LLUVIOSA: POESIA EN SIDECAR

SAN FERNANDO DE HENARES, 18 de Noviembre de 2011.


“… les une el amor y la pasión incondicional por
las palabras, esa pasión incomprensible para quien no ejerce este viejo oficio de acuñador de letras…”

Soledad Serrano, prologuista de la Antología de Poesía en Sidecar, definía de esa manera a
“un grupo de amigos que no tienen nada en común”.

El Viernes, 18 de Noviembre nos reunimos en el Centro Cultural Gabriel Celaya de San Fernando de Henares para, una vez más, demostrar que los 7 poetas que forman este grupo son distintos e inimitables.


Hizo frio y llovía. Pero el público nos dio el calor suficiente para que no dejásemos de disfrutar ni un solo minuto de la hora aproximada que duró el recital. Rieron con nosotros, aplaudieron con ganas cuando los momentos lo requerían y tomamos luego unos vinos para completar la magia de la tarde.

Y esa magia se
hizo a base de versos como estos:

“Aquí donde me veis hoy no he venido…
Este de aqu
í sólo es carcasa,
recalentadas s
obras para carnaza del día:
sigo secuestrado por el lunes.”


Luis Miguel Rodrigo nos hizo temblar de nuevo con su empaque duro y sincero. Solo que esta vez sus manos obedecieron a la palabra, acompañándola en la expresión, matizando con el gesto lo rotundo de una poesía que a nadie deja indiferente. Como pudimos comprobar en esos otros versos suyos, urbanos, que nos ilustran sobre ese Madrid que, según él, sí tiene mar:

“Se puede vislumbrar un oleaje
en el temblor ondulatorio

que muestran las cortinas

cuando el aire nocturno las sacude.

Para encontrar agua salada

llora
r se hace imprescindible; … “

Pues bien, Luismi se montó en el Sidecar con Rosa Jimena: ¡menuda pareja! Porque si la voz de él es tal como la he descrito, la de Rosa se desgarra cuando su poesía se vuelve “maltratada” y nos habla de la violencia de género. Sus versos:

Mujeres de cualq
uier edad o sexo
Autoposemos para quien nos pin
ta.

Auto cosámonos la boca.
Auto hagámonos el amor

y autocreamos
en el placer de hacerlo.

Auto murámonos
y auto entendamos

que el fin
no mereció la pena.”

Son un buen ejemplo de ello. Pero Rosa tiene más registros. Sabe escribir poemas de amor de una manera realmente brillante. Incluso es capaz de hacer incursiones en lo clásico, como en este Soneto que resuelve brillantemente:


“…
Podría haberle amado impunemente
girar con él a ritmo de gram
olas;
volver la cara y encontrarle a solas

y así dejar al mundo que se ausente.

Mas olvidé la leyes del reproche

y es materia tan poco apetecible

que no es para estudiarla cada noche.
…”

En este sidecar caben todos los colores. El rojo del pelo de Marina Tapia es siempre una bandera viva que grita por Chile, y su Valparaiso natal. En este recital nos traía voces de su pasado en la boca de su padre:


“Mi padre nos d
ecía:
si tienes vocación de ola y cielo abierto,

si naciste en la fu
erza
del tiempo que se abría en la ventana,

ajeno a las murallas

de esa playa perdida

al sur
del mundo…”

Pero juro que también se dejó la piel de lo más profundo en otros poemas. Dijo, con esa voz mujer que nada oculta, versos tan impresionantes como estos:


“…Dejaron ya
el letargo mis pezones.
Me han dicho de un fulgor entre los pliegues,

que sol entró a la casa de la piel..:”


María García Zambrano estuvo magistral, indudablemente con factores muy importantes a su favor: sus padres, desde Jerez de la Frontera nada menos, habían venido a Madr
id para escucharle poemas y risas (que a ella nunca le falta de esto último). Y les hizo el honor que sin duda merecen con versos así:

“Mi madre llega
y espanta
la muerte con sus dedos…”

O, así:

“Mi padre sueña con la mudez de las flores.
Las escucha, Irremediablemente las alimenta…”

María es sincera hasta el taconcillo de sus botas. Por eso uno de los poemas que más me caló de todo lo bueno que leyó, fue ese que dice:

“… No tengo un amor cortés de vasallaje,
mas me conformo,

no me importa
amanecer temprano
y contemplar sus ojos…”

En cambio, nuestro anfitrión, Jesús Arroyo, no es que no sea sincero, no: es que es tan todo corazón que se atraganta de versos sentidos hasta las lágrimas. Si: hasta las lágrimas.


“Si reposan tus huellas en mi cuerpo,

quisiera lavarme con esponjas de amnesia
e impedir que flore
zcan en la aurora
de esta vida inédita,
tal vez indiferente…”


Hay otros poemas de Jesús que, no por más sabidos, son menos emocionantes. A mí, personalmente, siempre me han gustado estos versos:



“Volará con el viento la servilleta de hilo azabache
que posabas en tu muslo degustado.

No volverán cucharas cambiadas de boca,
con helado
ni el cava de una copa señalando tus senos.”

¿Y que puedo decir de Ángeles Fernangómez? Ella es la fuerza en persona y, también, el decir más expresivo. Sabe ser grupo y sola. Juntos leímos y cantamos esos versos suyos que hablan a la luna:


“No pude resistirme y…¡la miré!

Su guiño me caló en el alma,

y seguí jugando a lo que había empezado ya,…”


Y ya, sola, nos enmudeció con estos versos, que bien valieron toda una tarde de lluvia:

“Rugía el agua en línea con el viento,
rosas ácidas
brotaban por la raya de mi pelo
como quien pare por arriba un niño triste.”

Y, en fin, este pobre cronista de nuestro Sidecar; poeta adoptado entre los poet
as de verdad, que vino diciendo sus versos y habló con los unos y los otros, y se paró en el control de sonido e, incluso, prometió al poeta local que nos acompañaba y al Concejal de Cultura, que volveríamos alguna otra tarde sol, para decir más versos. Porque San Fernando de Henares nos dio la mejor de las acogidas y bien merece otras tardes de poemas.

“Me dices que te vas y soy tan sordo

que entablo una amistad con la cigarra,

le pido que me cante;
no me entero del polvo que levantan
tus ojos que se alejan al galope.”

Nos vemos en el Café Libertad 8, el día 12 de Enero, para la continuación del ciclo POESIA EN SIDECAR

18 comentarios:

La Solateras dijo...

¡Felicidades!Seguro que fue una tarde memorable.

Besos a repartir.

CARMEN dijo...

Ya sabes lo que os admiro y me gustáis ; por muchas cuestiones, vuestra calidad poética una de ellas, pero la principal .. vuestra calidad humana.

Y no me digas que hasta Enero.. nada¡¡

Besos¡¡

Rosa dijo...

Es un auténtico privilegio compartir esas tardes, en las que la magia de la poesía juega su baza y nos posee, con este grupo de grandes poetas que adoro; cada uno tan distinto y a la vez tan uno sólo.

Un beso

SANTIAGO LIBERAL dijo...

no tengo dudas que fue una tarde especial.
Abrazos a todos

Ángeles Fernangómez dijo...

Hermoso reportaje, Manuel. Gracias, gracias. Fue una tarde poética hermosa. Besos

Emilio Porta dijo...

Esto empieza a calar profundamente. Empezó siendo un sueño...y ahora es una realidad de sueños en marcha. El motor es la unión. Y con ella, la Poesía se monta en sidecar y deambula feliz por las calles de la vida. La vida, nuestra vida, que tanto necesita de palabras que empujen, de versos diversos que acompañen en el juego y en la reflexión. Todo lo que hacéis esta mimado, elegido, cuidado. Cada lectura, cada puesta en escena. Estáis creando algo maravilloso. Con las voces propias de cada uno y con la voz propia del grupo. Os he seguido desde el principio y, para algunos de nosotros, sois parte indisoluble de la mejor Poesía, la mejor Literatura. Que es la inspirada y trabajada y la bien vivida. Calidad y empuje os sobran. Y calor humano y compañerismo no os falta. Muchas felicidades, amigos.

Mari Carmen Azkona dijo...

Pero qué orgullosa estoy de mis sidecaristas...

Felicidades por esta tarde y gracias por todas las que vendrán.

Besos y un fuerte abrazo a tod@s

Lunska Nicori:BegoñaGTreviño dijo...

Un beso a todos... Os tengo que pasar las fotos de aquella tarde en que me monté en el Sidecar para seguiros.
El Libertad 8, estaré el 2 de diciembre con nuestro paisanico Muerdo. Animaros a un concierto diferente, con ese ímpetu que tiene la juventud.

Manuel dijo...

Querida Ana: Lo fue, no te quepa duda.

Coincidimos los sidecaristas en que, recital tras recital, nos vamos sintiendo más agusto, disfrutamos mas, nos gusta más lo que oímos de los otros.

Así que espero que vengan muchos mas.

Gracias por estar siempre. Un beso.

Manuel dijo...

Si, mi querida Carmen: hasta el 12 de Enero. Y ya hace falta parar un poco, que al final yo me sueno a muy repetido.

Besos.

Manuel dijo...

Eso es lo mejor de la cosa, cariño: la diversidad y la semejanza.

Un beso.

Manuel dijo...

¡Santiago!... Que tengo que meterme en el Blog de Bilbao para apuntarnos a cenas y cosas de esas.

Un abrazo.

Manuel dijo...

Y gracias a ti por dejar tu comentario, Ángeles.

Manuel dijo...

Querido Emilio: los próximos proyectos incluyen tu colaboración. Se que podemos contar contigo. Ya hablaremos.

Un abrazo.

Manuel dijo...

Mª Carmen, seguimos echándote de menos en estos actos. Vamos a tener que hablar con la administración para que te libere los Jueves!.

Un beso.

Manuel dijo...

Me temo, Begoña, que ese día 2 de Diciembre Rosa y yo vamos a estar muy lejos de Madrid. Habrá otras oportunidades, seguro.

Besos.

Pilar dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Pilar dijo...

Después de esta breve ausencia hospitalaria, me muero de envidia por no haber podido disfrutar de este recital, porque como soy fan vuestra del todo, veo por aquí mucho verso nuevo!! Me habría gustado pero ya ves...

Gracias por estar siempre, besos de jueves nublado y melancólico... :)