PINCHA EN LAS PESTAÑAS PARA VER EVENTOS Y LIBROS

sábado, 12 de noviembre de 2011

ESTACIONES



Se me enreda tu Abril en mi Diciembre

sin transición que de un respiro al duelo.

Hace un Corpus que ya no estás conmigo
y me parece
que Junio es, más que nunca, de tormentas;
que Febrero pasó haciéndome burla
y Octubre se avecina
como una tempestad en medio de la nada.

No lloro por tu ausencia y sus secretos,
aquellos que tejiste
con mal humor, después de la ruptura.
Ni extraño el optimismo de un futuro sin ti.

Propongo
contra el aire enfermizo de tu aliento
un baile de disfraces en noviembre
que celebre los muertos
que fuiste enredando en tu pelo.

El rito de las flores para Mayo
si acaso fuese libertad la rosa;

y en Agosto
una luz especial que arrase todo,
todo aquello que el mar no se llevó.
Una luz de luna de Venus
cargada de promesas de futuro
Tan ciertas
como el surco de ese barco que pasó al atardecer
y nadie ha visto.

7 comentarios:

CARMEN dijo...

Bueno días..

Has desgranado un año de sentimientos..

Se te perdió Marzo en el enredo.. Enero entre las manos..y Octubre en un rincón.. pensando.

Abrazos y Besos,además de versos.

Mila Aumente dijo...

"... ni extraño el optimismo de un futuro sin ti".

"... tan ciertas como el surco de ese barco que pasó al atardecer y nadie ha visto".

Querido Manuel, has creado un poema tan emocionante como la canción de Silvio. Yo también creo que amar es el verbo más bello. Y que en todas las historias de amor, aunque hayan acabado en primavera, verano, otoño o en el más frio y largo de los inviernos, no todo haya sido naufragar. Siempre queda en la memoria algún instante de entre los muchos que caminamos juntos, al que nos resistimos a alejarle de ese habitat que nos pertenece. Es el ayer y el hoy, dos tiempos que forman parte de nuestro paso por la vida.
Lo importante para la mente y el corazón, como digo en uno de mis cuentos, es que aunque la primavera, incluso casi el otoño, se nos ha ido quedando tan lejos, todavía nos queda un invierno lleno de incógnitas.

Un besito de admiración y cariño.

Pilar dijo...

Y nadie ha visto que me escondo acertandote en las dudas, queriendo regresar a ese noviembre tan limpio de mentiras...
Es lo que me propone este poema, esta madrugada de noviembre, con Silvio por montera, como siempre...Mil gracias "Mi Manué". Si escribes estas cosas para no aburrirte, mas te vale que sigas!!
Muaaa

La Solateras dijo...

Los dos primeros versos son tan deslumbrantes que tengo que leerlos como un poema en sí mismos y dejarlos aparte.

Luego ya, cuando recupero la mirada, puedo leer el resto y descubrir otras muchas luces.

Enhorabuena, Manuel.

Un beso

Laura Caro dijo...

No conocía esta canción de Silvio.

Como leí por algún lado de internet, el mismo árbol nos puede parecer distinto dependiendo de la estación en la que lo observemos; yo añadiría también que dependiendo de la estación del año que nos habite.

Es un poema magistral, Manuel.
Me encantó, compi.

Un beso de admiración.

Dorchy Muñoz dijo...

Qué hermosura de poema, amigo mío, que manera de entretejer las estaciones hacia fuera y hacia dentro... Nunca será todo naufragar, amar o haber amado: en el amor sólo pierde el que no se entrega. Nos vemos en la vida. Un abrazo. Amador

Rosa dijo...

Cariño con este ir y novenir mío me había perdido ver este pedazo poema ya en tu blog.

Los versos que arrancan son tan buenos, que sólo por ello mereció escribirlo. El ritmo , ni te cuento… En fin amor, para que no se me note mucho, sólo puedo decirte que es impresionante.

Un beso